Buenos Aires,

 

 

23/02/2020

ARSENAL 0  VELEZ 4

Pesadilla de Carnaval
Arsenal se llevó un durísimo golpe en la tarde de Sarandí al caer 0-4 con un Vélez que lo sometió y fue clínico a la hora de aprovechar sus chances. Centurión, Janson y Maximiliano Romero -2- le dieron forma a una goleada que caló hondo en el plantel del Arse.
 

La tarde de Sarandí puso en el camino a dos equipos ponderados por sus ideas de juego, pero lamentablemente para Arsenal hoy sólo uno de ellos pudo demostrar esto. Era un encuentro difícil, pero las expectativas previas a recibir a Vélez eran completamente diferentes a lo que se vio plasmado en el césped del Julio H. Grondona. Arsenal se topó con un rival que desarrolló su mejor versión y a la vez redujo al Viaducto a una imagen muy empobrecida que fue más allá de lo elocuente que el 4-0 reflejó.


En un duelo que empezó con ambos disputándose el protagonismo, fue Vélez el que dio indicios de captar mejor el partido gracias a su cobertura de espacios sin pelota e intensidad para intentar recuperarla. Al Arse, que se le hizo difícil circular la pelota con rapidez y encontrar a sus volantes en posiciones favorables en ese inicio, le tocó recibir el primer golpe a los doce minutos. Centurión recibió de Pittón sobre la derecha y, sobre la marca de Papa, sacó un zurdazo que se metió bien pegado al palo derecho de Sappa. Encima, el envalentonado Fortín aplicó el factor 'contundencia' cuatro minutos más tarde y se puso 2-0: Janson recibió sobre la izquierda y se metió entre Torrent y Soraire para culminar con un derechazo potentísimo que volvió a vencer a Sappa.


Arsenal no encontraba el partido, no había forma. La circulación era previsible, hubo poca movilidad en ataque -la doble mediapunta conformada por Álvarez Suárez y Soñora no anduvo- y encima, cuando el Viaducto logró que su oponente dividiera la pelota, no hubo presencia en los duelos individuales del mediocampo para ganarla y avanzar desde ahí. Para peor, Piovi debió salir lesionado a la media hora de encuentro. Vélez fue inteligente al utilizar a Gastón Giménez como líbero y cerrar a sus laterales para que tapen a los creadores de juego de Arsenal, algo que le permitió ya 2-0 arriba y con más espacios, poner a correr a sus atacantes. Primero un gol anulado a Romero y luego un increíble yerro de Almada con Sappa casi entregado fueron las ocasiones del visitante para aumentar la ventaja.


No obstante, el tercero de Vélez llegaría en el amanecer del complemento para enterrar toda esperanza de remontada local. Soraire perdió una pelota en salida con dos rivales y el balón derivó en Romero, quien utilizó a su compañero para sacarse de encima a un desprotegido Pereyra, someter a Sappa con su remate e irse a gritar el 3-0 con sus hinchas. El duelo siguió su curso, Vélez pleno de confianza se dio el lujo de manejar los tiempos frente a un Arse ya muy frustrado por el desarrollo, y a los dieciocho minutos del complemento clavó la última daga en el corazón celeste y rojo. Giménez se desprendió para recibir en tres cuartos de campo, habilitó por arriba a Romero y éste, tras una aparecerse entre los dos centrales, certificó su doblete a través de un zurdazo bajo.


Ya no hubo demasiado más que ofrecer de ninguno pese a que faltaba casi media hora de juego. Vélez amainó su marcha, y si bien pudo aumentar con alguna jugada de contraataque, se dividió entre tener la pelota de a ratos y cubrir espacios –casi siempre con suficiencia- cuando un Arse resignado buscó atacar. Solamente un tiro de Méndez, que se desvió en el camino y dio en el palo, fue lo más cerca del descuento que estuvo el Viaducto, que terminó mutando en un 4-2-3-1 con los ingresos de Antilef y Necul, algo que no varió demasiado el trámite. Fue 0-4, un durísimo resultado para un elenco celeste y rojo que acumulaba ocho sin caídas, pero a su vez continúa sin ganar en 2020, tema que comienza a preocupar.

No hay mucho que hacer cuando el rival es superior y está inspirado, es cierto, pero también lo es que Arsenal hoy vio contrarrestadas sus armas y los que estuvieron en cancha lejos estuvieron de dar su mejor versión. Por primera vez en un buen tiempo, el cuadro de Sarandí no compitió y eso es algo que llama la atención. Se avecina un final de Superliga más duro del que se pensó. No tanto por las necesidades de salir del descenso, algo que afortunadamente sigue lejos, sino para probarse a sí mismo que este camino futbolístico puede continuar y dar frutos, aún sin contar con piezas importantes. Será arduo el trabajo para Rondina en estas dos semanas, donde le toca dar en la tecla con los intérpretes para disimular las ausencias de Kaprof y Piovi, dos elementos fundamentales, y no dejar que este plantel -que viene realizando una gran campaña pero también siente de a poco el desgaste- termine el certamen dando una imagen que no se condice con el esfuerzo que llevan hecho hasta hoy. Serán dos finales para autodevolverse confianza e ir por el premio que Arsenal merece, clasificar a una copa internacional.

Síntesis

Arsenal:
Daniel Sappa; Fernando Torrent, Fabio Pereyra, Franco Sbuttoni, Emiliano Papa (C); Jesús Soraire, Ezequiel Piovi, Emiliano Méndez, Gastón Álvarez Suárez; Joel Soñora; Juan Manuel García.

Suplentes: Maximiliano Gagliardo, Mateo Carabajal, Nicolás Giménez, Lucas Necul, Alejo Antilef, Ezequiel Cérica, Ezequiel Rescaldani.

DT:
Sergio Rondina.


Vélez: Lucas Hoyos; Matías de los Santos, Gastón Giménez (C), Luis Abram, Brian Cufré; Pablo Galdames, Mauro Pittón, Thiago Almada; Ricardo Centurión, Maximiliano Romero, Lucas Janson.

Suplentes: Alexander Domínguez, Tomás Guidara, Francisco Ortega, Lucas Robertone, Marcos Enrique, Agustín Bouzat, Tobías Zárate.

DT: Gabriel Heinze.


Goles: 12'PT Ricardo Centurión (Vélez), 16'PT Lucas Janson (Vélez), 1'ST Maximiliano Romero (Vélez), 18'ST Maximiliano Romero (Vélez).


Amonestados: 27'PT Ezequiel Cérica (Arsenal), 35'PT Emiliano Méndez (Arsenal).

Expulsados: No hubo.

Cambios: 25'PT Ezequiel Cérica por Ezequiel Piovi (Arsenal), 12'ST Alejo Antilef por Jesús Soraire (Arsenal), 19'ST Lucas Necul por Joel Soñora (Arsenal), 23'ST Agustín Bouzat por Ricardo Centurión (Vélez), 28'ST Lucas Robertone por Maximiliano Romero (Vélez), 39'ST Tobías Zárate por Thiago Almada (Vélez).

Árbitro:
Mauro Vigliano.

Árbitro asistente 1: Diego Romero.

Árbitro asistente 2:
Adrián del Barba.

Cuarto árbitro: Adrián Franklin.


Estadio: Julio Humberto Grondona.


Por Juan Sáber (@juancesaber)

 
Uno por Uno
 

Daniel Sappa: No tuvo responsabilidad directa en ninguno de los cuatro goles y atajó dos remates difíciles que pudieron aumentar la diferencia. No más que eso.

Fernando Torrent: La mayor esperanza para intentar llegar al gol del honor, pero no fue suficiente con sus desbordes. En el duelo personal, Lucas Janson lo superó.

Fabio Pereyra: Uno de los más afectados por la presión alta del Fortín. Bien en pelotas aéreas, mal con la pelota al piso.

Franco Sbuttoni: Arrancó un tanto torpe pero de a poco se acomodó en marcas fuertes. Padeció demasiados desbordes. Jornada olvidable para el zaguero.

Emiliano Papa: El único aplaudido por ambas hinchadas tuvo un encuentro discreto. Valorable sus intentos de ataques y centros, pero nada lo suficientemente incómodo para el arquero Lucas Hoyos.

Jesús Soraire: Uno de los que más sufrió. Perdió una pelota increíble en lo que dio inicio a la jugada del tercer gol de Vélez. Se fue llorando de la cancha cuando fue sustituido y pidiendo perdón, pero la gente sabe lo mucho que vale el tucumano en el club.

Ezequiel Piovi: Se llevó la peor parte. Salió lesionado antes de la media hora y, en principio, sus meniscos quedaron comprometidos.

Emiliano Méndez: De lo más aceptable en cuanto a defensa, pero fue superado en velocidad constantemente. Tuvo la chance de gol más clara a los 40 del complemento con un derechazo al palo.

Gastón Álvarez Suárez: Incómodo de forma permanente. Jamás logró penetrar al área y recurrió al pase atrás. Tampoco tuvo pelotas paradas que aprovechar.

Joel Soñora: Sus puntos más fuertes fueron opacados por la defensa de Vélez. Intentó demasiado al encarar marcadores pero no tuvo éxito.

Juan Manuel García: Lobo solitario. Damnificado de esta tarde. Casi nunca logró recibir alguna pelota limpia. En el complemento estuvo cerca de convertir desde mitad de cancha, pero no tuvo más oportunidades.
 

Ezequiel Cérica: Ingresó en lugar del lesionado Piovi. Lo amonestaron al segundo minuto y no aguantó la pelota ante la presión defensiva. Aunque tampoco tuvo la participación de juego que él quería.

Alejo Antilef: Reemplazó a Soraire. Las veces que le tocan entrar son en partidos incómodos. Y éste ni hablar. Su velocidad no fue suficiente para equiparar el juego del rival.

Lucas Necul: Sustituyó a Soñora. Regular en lo poco que pudo hacer, pero optó más por el toque que por rematar cuando tuvo alguna escasa posibilidad. No sacó mucho provecho de los minutos en cancha.

 

Sergio Rondina: Literalmente, todo le salió mal. Debió cambiar el esquema a causa de la lesión de Kaprof, su equipo recibió goles con poca presión defensiva, los cambios no lograron surtir efecto y encima ahora tiene otra baja que es la de Ezequiel Piovi. Tendrá mucho que analizar con frialdad durante la semana.

 

Agustín Ignacio Lencinas

 
Video
 

 

 
 

¿Conectamos?

 

 

 

   

   

   

   

 

Copyright © 2013 Arsenal de Sarandi Web - Todos los derechos reservados