Buenos Aires,

 

 

30/04/2020
Ezequiel Cérica: “Arsenal de Sarandí permitió mi estreno en Primera y agrupó una familia dentro del vestuario”.

El delantero de 33 años, Ezequiel Cérica, participó del Instagram Live de Hablemos de Arsenal, analizó el presente deportivo consecuencia de la actual pandemia, rememoró sus mejores momentos en el ascenso y admitió que Arsenal Fútbol Club es el pico más alto, por el momento, en su trayectoria futbolística.

 

 

El oriundo de Necochea atendió al llamado desde Buenos Aires y describió su rutina diaria en época de Coronavirus: “Me nutro del entrenamiento semanal, los quehaceres de la casa, aprovecho esta situación para disfrutar de la familia y tomó los recaudos necesarios que permiten atravesar de manera positiva este período de aislamiento obligatorio”.

Con el nuevo decreto oficializado por la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), “Pastelito” manifestó su disconformidad con la anulación de los descensos que permanecerá hasta 2022, lamentó la no clasificación a la Copa Sudamericana 2021, aunque aguarda esperanzas hasta que se resuelvan los cupos respectivos a la Copa de la Superliga y Copa Argentina, y criticó los ajustes salariales que comenzaron a implementar algunos clubes de la Primera División Argentina.

El surgido de Club Social y Deportivo Mataderos, reconoció las medidas preventivas propuestas por el Club Atlético Talleres, asociadas al regreso de los entrenamientos y señalo: “No se entiende el porque de la situación. Se puede jugar al fútbol, mientras se apliquen de manera correcta los pasos a seguir. Con partidos a puertas cerradas y un correcto funcionamiento de las instalaciones y personal para/con el jugador, la actividad dentro de una cancha es posible”.

 



En un mano a mano previo al aniversario del ascenso a la Superliga, Cérica recapituló episodios de dicha campaña y describió las características que le permitieron, a aquel plantel, alzarse con el trofeo: “El grupo que se conformó fue fundamental. Todos los jugadores de aquella competición fueron importantes, demostraron el trabajo y humildad que se necesita para triunfar dentro y fuera de la cancha”.

“El partido ante Villa Dálmine, en Campana, marcó un antes y después, en la moral de aquel equipo. Supimos que teníamos la chance de ser campeones. El día del encuentro ante Defensores de Belgrano no lo olvidaré jamás. El banderazo, la caravana y el gol de Fernando Torrent, abundaron de fuerza y confianza a cada futbolista del club. Ya sabía que íbamos a consagrarnos, era la suerte del triunfador. Similar el contexto que se talló en la final. Fiesta pre y post partido, gol del punto penal ejecutado por Garate y la increíble salvada del “Tano” Zamponi. Una película”
, relató el ex compañero de Facundo Gareca en Excursionistas.

A 12 años de sus primeros pasos como profesional, Ezequiel recordó la estadía en Temperley, el inicio de su relación con Sergio Rondina y su arduo camino por el ascenso nacional: “Emigré a Buenos Aires con la ilusión de ser futbolista y poder vivir de este deporte. Mi primer año en “El Celeste” no fue bueno, me costó adaptarme. Fui cedido a préstamo al equipo de Bajo Belgrano y allí se creó el vinculo “Pastelito-Huevo”, junto a mi actual segundo entrenador conformamos la dupla más goleadora de ese certamen. Luego, me mudé a Talleres de Remedio de Escalada, donde me tocó una nueva temporada dorada. En 2011 pegué la vuelta al “Gasolero” y duré dos años, no rendí. Me reencontré con Sergio en Ferrocarril Midland y dejé la mejor performance de toda mi carrera, 26 tantos en 61 duelos. Tuve una nueva oportunidad para consolidarme en el Nacional B con Deportivo Morón, pero no prosperó. “El Huevo”, cuando me calzó la camiseta del “Viola”, nunca más dudó en dejarme ir. Cuatro temporadas con ascenso a la segunda categoría incluido, en la institución de Campana. Me repatrié al sur del Gran Buenos Aires con corta jornada en Los Andes, no me trataron bien. La historia caduca con Arsenal Fútbol Club, un nuevo objetivo. Logramos salir campeones de la Primera B y hoy es el pico de mi carrera. La élite del fútbol argentino es diferente a todo, agradezco tener la suerte de poder transitarla”.





“La vida del jugador es muy difícil. Convive con la frustración y, por momentos, se impide a si mismo disfrutar cada situación. Es muy complicado vivir el presente, uno se pone a pensar todo lo que atravesó y sobran las palabras de agradecimiento. Creo que fue Dios el responsable de todo esto, me premió por el esfuerzo de tantos años. Jugadores como Fernando Torrent, Juan Manuel García, Gastón Álvarez Suárez, que se desempeñaron la mayor parte de su actividad en los Torneos Federales, cosechan sus mejores cualidades en la Superliga. El hincha a veces no comprende, no dimensiona el trabajo de uno adentro de la cancha. Arsenal le peleó a cada conjunto que se enfrentó, no regaló nada y siempre pisó fuerte”, remarcó el número 27 de “El Viaducto”.

A un chico que recién arranca, le diría que escuche, aprenda de los más grandes, disfrute cada instante y, sobre todo, que sea paciente. Todo llega en la vida. A los juveniles hay que cuidarlos y contenerlos, son el futuro”, justificó el punta nacido en el barrio 9 de Julio.

Cérica finalizó la nota tras resaltar el significado que tiene la institución celeste y roja, en su vida:
“Arsenal de Sarandí es un club muy importante, me abrió las puertas, salí campeón, permitió estrenarme en Primera y agrupó una familia dentro del vestuario. Rondina tiene todo el mérito en eso, siempre compuso enormes planteles. Al Arse le tengo mucho cariño”.

 

¿Conectamos?


HABLEMOS DE ARSENAL RADIO DESDE EL INICIO DE NUESTRA WEB

   

   

   

   

   
   
 

Copyright © 2013 Arsenal de Sarandi Web - Todos los derechos reservados