Buenos Aires,

 

 

16/03/2020
Finalmente paramos la pelota

Luego de varias idas y vueltas durante el último fin de semana, la AFA tomó la decisión más sensata y decidió suspender el fútbol profesional debido al brote del Coronavirus. Se llegó a esta conclusión en conjunto con la TV, Presidencia de la Nación y Futbolistas Argentinos Agremiados.

 

 

En consecuencia a la propagación del COVID-19 (así llamado en Argentina), el último fin de semana no hubo acción futbolera en Europa (si durante la semana con la fecha de Champions League y Europa League) ni en algunos países de América. Por el contrario, en nuestro fútbol pese a que la presión externa (Presidencia, AFA y derechos de televisión) indicaba que la Copa de la Superliga debía comenzar, quien tomó las riendas y se negó a hacerlo fue River Plate. Muchos piensan que fue una jugada política y otros que fue ejemplificador. 

La realidad es que por hacer esto unilateralmente, el conjunto de Gallardo perdió los puntos frente a Atlético Tucumán.

En paralelo, el resto de los partidos se jugaron a puertas cerradas y con la menor cantidad de prensa posible. Los protagonistas mostraron su descontento ante cada micrófono que se les cruzaba y enaltecían inconscientemente a River. Pero la postura del otro lado estaba muy sólida, ya que hasta el mismo Presidente Fernández en conferencia de prensa no sólo dijo que para él la segunda fecha debía de jugarse, sino que también presionó a TNT Sports y Fox Sports para que realicen las transmisiones sin cargo.

La historia continuó el lunes, Agremiados cedió ante los reclamos de los futbolistas y el Gobierno Nacional ante ellos. 

Por lo tanto la Copa de la Superliga será suspendida por lo menos hasta Abril y restará saber cómo continuará el tema estructural con respecto a descensos e ingresos a Copas. Esta vez, lo importante era parar la pelota y pensar en la salud.
 

 

 

¿Conectamos?


HABLEMOS DE ARSENAL RADIO DESDE EL INICIO DE NUESTRA WEB

   

   

   

   

   
   
 

Copyright © 2013 Arsenal de Sarandi Web - Todos los derechos reservados