Buenos Aires,

 

 

26/06/2020
Iván Marcone: “Fue hermoso haber salido campeón en casa y con amigos”

Por el octavo aniversario del Clausura 2012, tuvimos el privilegio de un #VivoHDA con el actual mediocampista de Boca, en una charla donde enfocamos los recuerdos en aquel elenco de Gustavo Alfaro. El repaso de un título que marcó a fuego al Arse, de la mano de uno de los referentes surgidos de inferiores.

 

 

 

El 24 de Junio de 2012 nació un recuerdo imborrable para el hincha de Arsenal, un título que marcó a fuego la historia y tendremos siempre presente como lo que es, historia pura. Para celebrar un nuevo año de esto, nos pudimos comunicar con Iván Marcone, alguien que atesora como nadie aquel logro. Mientras mostraba la medalla de campeón del Clausura 2012, Iván contó un poco por qué eligió este formato para hablar sobre su vínculo con el Viaducto: “Como ya saben, nací en Sarandí y me crié en el club. Tanto en Arsenal como en Belgrano, mi club de baby de toda la vida, aprendí a jugar a la pelota, me educaron y aprendí tanto a ser niño como adulto. Me es imposible resumir algo, por eso dije de hacer el vivo”.

 

Antes de comenzar con la recorrida por el pasillo de las memorias, hablamos un poco de la responsabilidad social que Marcone eligió adoptar en esta cuarentena. Primero, a través del Club Social y Deportivo Belgrano de Sarandí, su club de la infancia, como también con su grupo de amigos: “Divido el trabajo. Estoy trabajando en Belgrano y tratamos las necesidades de la gente con los padres, que la verdad se ayudan demasiado entre ellos. Después, por fuera hay muchas otras: alimento, abrigo, de todo… Ahí tengo mi grupo de amigos acá en Sarandí, que son bastantes y con ellos tratamos de estar al tanto de todo”.

 

Ahora sí, enfocados en lo que fue aquel título, Marcone empezó por destacar la unidad que existía en todos los estratos que conformaban a Arsenal en aquel momento: “Lo primero que se me viene a la mente es el grupo que teníamos. Desde Julito Grondona, pasando por Gustavo Alfaro hasta la gente que cocina y hace el mantenimiento. Todos fuimos artífices. Después si, los recuerdos de cómo se dio el torneo, cada partido importante o momento difícil, pero lo primero es eso”. Añadió a esto no solamente la jerarquía de aquel elenco, sino también el peso que, para él y otros integrantes jóvenes de ese equipo, tuvieron algunos futbolistas experimentados alentando desde afuera: “El 60% del campeonato lo ganamos por la armonía del plantel. Si vos ves nombre por nombre, fueron jugadores que emigraron y después siguieron progresando, pero también los que no jugaban tanto, como Esmerado, Campestrini, Gerlo, Adrián González u Orcellet, que fueron muy importantes. Algunos éramos jóvenes y necesitábamos alguien que nos marque el camino”. 

 

 

Con el ojo puesto en lo que aquel equipo mostró en cancha, lo primero que surgió fue Gustavo Alfaro y de qué manera los jugadores fueron adoptando sus conceptos y plasmándolos en cancha: “Convenció al plantel de que podía pelear el torneo. Él planteaba cómo iba a jugar el rival o cómo íbamos a terminar resolviendo los partidos y se daba así, como él creía. Y nosotros confiábamos en eso al cien por ciento”. Si bien nombró a cada uno de los integrantes del once habitual, donde Marcone hizo mayor foco fue en la fortaleza defensiva, que fue para él la principal clave: “Teníamos a Campestrini en un nivel increíble y una defensa con Guille (Burdisso) y Licha (López) más los laterales muy firmes, era de elite. Alfaro nos decía que si hacíamos un gol no perdíamos, y así se nos fue dando. Después, a mitad de torneo, cuando equipo se empezó a sentir bien en ataque, empezamos a ganar partidos por una mayor diferencia”.

 

La historia de aquella conquista empezó complicada, con menos puntos de los merecidos. Iván cuenta cómo fue creciendo el grupo tras superar aquel mal inicio y en qué momento empezó a caer en cuenta de dónde estaba aquel Arsenal: “El objetivo inicial era hacer un buen colchón de puntos, pero los primeros cuatro partidos estuvimos sin ganar. Después de ganarle a Godoy Cruz en Mendoza agarramos una seguidilla de victorias. Llegó el partido con All Boys, en el que no jugué por estar suspendido y habíamos acordado que los que quedábamos afuera no íbamos a ir a Floresta con el equipo. Cuando prendí la tele ya ganábamos 2-0, y pusieron la tabla de posiciones. Era la primera vez que Arsenal estaba primero en la historia, eso me pegó y me hizo dimensionar lo que estaba pasando”. Sin dudas, algo grande se avecinaba.

 

No obstante, llegó otro par de traspiés que dificultaron la cuestión, y ahí fue que apareció nuevamente la palabra de Alfaro: “Luego de ese partido tuvimos una racha de tres sin ganar hasta que nos tocó contra Independiente, ganamos y volvimos a mirar la tabla. Ya habiendo quedado afuera de la Copa Libertadores, ahí Gustavo nos terminó de convencer de que no era imposible, que podíamos pelear el campeonato”. Para el ‘Gordo’, el empujón final para ese equipo que llegaba en plenitud al final vino en la previa del encuentro ante Estudiantes: “Había cinco equipos peleando el torneo, pero nadie hablaba de Arsenal. Eso nos fortalecía. Antes de llegar al partido con Boca habíamos hecho grandes partidos: Lanús, Godoy Cruz y San Martín (SJ).  Tocaba ir de visitante contra Estudiantes y Gustavo nos dijo: “si no perdemos hoy, ganamos los tres que quedan y somos campeones”. Y así fue”.

 

Llegando al final, y entrando en lo que se suele señalar como el paso clave, aquel 3-0 frente a Boca en cancha del club ‘Xeneize’, Marcone resalta la trascendencia de cómo el equipo salió a jugar ese ese partido: “Esa victoria está a la altura de haber ganado el campeonato. Hoy, que estoy en Boca y veo lo que es desde adentro, te digo que lo que conseguimos es mucho más importante de lo que pensaba en aquel momento. Alfaro nos mostró un video en el entretiempo donde aparecían nuestras familias. A la Bombonera salimos convencidos de que jugábamos por todos ellos. No había nadie más. Dimos una muestra de hombría enorme”.

 

Faltaba un paso. El lugar, Sarandí. El rival, Belgrano. La noche previa al encuentro, cuenta Iván, apareció uno de esos protagonistas que bancaba la parada desde afuera: “ Después de Boca tratamos de bajar un cambio porque todavía no habíamos logrado nada, pero estábamos ansiosos por jugar. En la noche anterior Gerlo, con su locura y su optimismo, empezó a recorrer cuarto por cuarto la concentración alentándonos. Creo que ese gesto nos dio la tranquilidad de que íbamos a ganar, aunque no dejó dormir a ninguno, ja”. Finalmente arribó el día: el 1-0 ante Belgrano, la espera por el resultado de Tigre ante Independiente y el posterior festejo: “Sabíamos cómo ganarle a Belgrano, aunque teníamos los nervios de ver lo que podía pasar. Por suerte llegó el gol de Licha en el primer tiempo y pudimos manejarlo para terminar ganando. Lo que nos pareció eterno, que eso Gustavo lo dijo después en alguna nota, fue la espera de lo que iba a pasar en el partido de Tigre. Fueron los tres minutos más largos y donde más sufrimos, hasta que por fin terminó”.

 

 

Llegando al final queda la opinión sobre lo que la prensa reflejaba en aquellos días, obviando un poco la candidatura de Arsenal en detrimento de Boca o el mismo Tigre. Para Marcone y el plantel, eso fue motivo para fortalecerse: “Sabíamos que la prensa no quería que Arsenal ganara el torneo, era lógico por lo que se hablaba de Don Julio, pero lo tomamos a nuestro favor. Gustavo nos indicaba que no hablemos, que él se encargaba de eso. Pero por otra parte, no tuvieron motivos para cuestionarnos: no nos dieron penales que fueron, o goles en offside, y eso quizás fue lo que les terminó doliendo”. Más allá de lo que se haya dicho, a modo de cierre dejó el retrato en palabras de lo que significó en su vida haber conseguido el Clausura 2012 con el club que lo vio crecer, en el lugar donde el ‘Gordo’ tiene puesto su corazón: “Lo más hermoso de esto, lo que más feliz me puso, fue salir campeón con amigos y en casa. Se me vino a la cabeza la historia anterior del club, el barrio. Yo vivo acá en Sarandí, me cruzo con la gente, paso por el club cada vez que puedo. Por eso haber logrado esto es un agradecimiento extra que tengo con mis compañeros, porque es un sueño que tenía de chico”. Iván Marcone y el recuerdo eterno de un campeonato especial.  

 

 

Por Matías Hermann

 

 

¿Conectamos?


HABLEMOS DE ARSENAL RADIO DESDE EL INICIO DE NUESTRA WEB

   

   

   

   

   
   
 

Copyright © 2013 Arsenal de Sarandi Web - Todos los derechos reservados