Buenos Aires,

 

 

09/08/2017
“Quiero que Arsenal sea el club de barrio modelo de Argentina”

Antes de comenzar una nueva campaña, Humberto habló de lo vivido en los últimos seis meses en Sarandí y no se calló nada. Se mostró expectante por el futuro del club, al que tiene ganas de recuperar junto a su hermano, recordó a Don Julio y le pegó fuerte a la gerenciadora: “Hay que tratar de que se vayan cueste lo que cueste, no sirven para nada”, disparó.

 

 

Otro año difícil se iba y a Sarandí llegó una noticia resonante: Humberto Grondona, el hijo menos vinculado a Arsenal de la familia, arregló volver al club de sus amores a sacarlo de la zona caliente del descenso. Luego de sufrir hasta casi el final, Humberto y su cuerpo técnico lograron el objetivo. Hoy, ya más distendido y con la posibilidad de armar un equipo más cercano a lo que le gusta, analiza el presente del club y hasta brinda proyecciones a futuro.

¿Fue algo soñado lo que pasó en tu regreso a Arsenal?

"Sí. Estaba la posibilidad de que no nos vaya bien, pero le pusimos todo para que las cosas salgan y logramos algo que, quizás yo no me doy cuenta, pero a mi criterio es más importante que lograr un campeonato. Un torneo lo festejas una semana y ya está, nosotros si Arsenal se iba al descenso no sabíamos si íbamos a volver."

¿Qué sentías cuando las cosas no salían y qué balance final hacés del último semestre?

"Cuando perdíamos estuve tranquilo, porque el equipo me dejaba conforme con lo que hacía en la cancha y sabía que en algún momento esa suerte que nos faltó en los primeros partidos iba a llegar. Los encuentros que se perdieron no fueron merecidos, y los que ganamos, salvo uno o dos, se consiguieron con mucho merecimiento. Sacamos diecinueve puntos en la segunda ronda, es probable que en una tabla general del semestre hubiéramos estado más arriba. Por eso yo digo que hicimos un muy buen semestre."

¿De qué manera lo veías al equipo como hincha y cuál fue tu perspectiva desde que sos técnico?

"En una época me amargaba, por el equipo no ganaba y veía que había jugadores que no servían, que si hubiera sido el técnico jamás hubieran jugado acá. Cuando agarré me pasó algo parecido al principio, porque tuve que usar a muchos jugadores que no hubiera puesto, pero no tenía otra opción. Por suerte pudimos dar vuelta la historia y dejar a Arsenal en Primera."

 

¿Cómo lo viste a tu hermano Julito en este tiempo?

"Al principio lo vi preocupado, pero después lo vi feliz. Está haciendo todo lo posible por encarrilar el club, que es lo que yo le pedí para poder seguir trabajando acá. Estamos mejor, más ordenados, pero tenemos que seguir mejorando sin que venga nadie de afuera. Ahora se van a hacer las canchas de sintético, hay que pintar y mejorar las canchas que hay. Vamos a levantar al club, y me gustaría que la gente acompañe un poco más. Quiero que no haya techo, que Arsenal sea el club de barrio modelo de Argentina."

“(La de la gerenciadora) es una experiencia muy mala, nos llenaron el club de jugadores que no dieron la talla. El día que los conozcan bien, los van a echar de todos lados”

A la hora de hablar de lo que se vivió en los últimos años en el club, que pasó de pelear campeonatos a esta última etapa reciente donde luchó por la permanencia, Humberto apuntó particularmente a la gerenciadora de Christian Bragarnik, haciendo una evaluación muy negativa de su gestión en Sarandí y acusándolos de no ocuparse debidamente de las necesidades del club.

¿Qué pensás que se hizo mal para que Arsenal pasara de ganar títulos a pelear por no descender?

"Alfaro tenía un buen plantel y mucho apoyo. Después, cuando el sostén de la institución se va, como pasó con mi padre, hubo que buscar otras alternativas que lamentablemente salieron mal. La gerenciadora (N de R: Score S.A., comandada por Christian Bragarnik) no hizo bien las cosas, trajo jugadores que no servían y que los pagó Arsenal. Todo eso en un futuro lejano no va a existir más, y si viene gente a apoyarnos económicamente, será gente seria y no que solamente busquen hacer su negocio."

¿Pensás que no se ocuparon del club como debían?

"No creo que se hayan portado bien. Con el tiempo mostraron cómo son: extorsionadores, tipos sin corazón que les importa un pito el club y no son del fútbol. Hay que tratar de que se vayan del club cueste lo que cueste, no hay otra. Es una experiencia muy mala, nos llenaron el club de jugadores que no dieron la talla. El día que los conozcan bien, los van a echar de todos lados porque no sirven para nada. Y por más que tengan mucha guita, son cuatro de copas en el ambiente del fútbol."

Yendo a la realidad de lo que es hoy AFA, ¿qué opinión tenés de ‘Chiqui’ Tapia?

"Ojalá lo dejen trabajar y no se separe de los 'pobres', por que si los 'ricos' los llevan para su lado va a tener una mala gestión como fueron la de Segura y la de Pérez."

¿Creés que puede a llegar a hacer algo más parecido a lo que hizo Don Julio?

"La AFA no se puede manejar más con una persona, eso yo ya lo tenía claro desde antes que muriera mi padre. Debe trabajarse en grupos, que cada uno de estos se ocupen de un área específica y, sobre todo, que se saquen la camiseta. Hoy por hoy los dirigentes buscan la ventaja para sus clubes y eso perjudica demasiado el camino del fútbol. Espero que Tapia tenga el equilibrio necesario para no beneficiar a los clubes más poderosos. Hay que dejarlo actuar, al fin y al cabo es un presidente electo por los dirigentes de fútbol."

“(Don Julio) fue muy generoso y ayudó a mucha gente. Intercedió en el caso de Suárez, porque si no le daban cien fechas”

A la hora de hablar de Arsenal, y más con un Grondona, uno no puede evitar detenerse a hablar de Julio Grondona, a poco más de tres años de su fallecimiento. Desde el lugar de hijo, pero también como hombre del fútbol, Humberto enalteció acciones de su padre y descree de los trascendidos que hay sobre implicaciones suyas en casos de corrupción.

Mencionaste hace poco que tu padre iba a votar por Inglaterra como sede del Mundial 2018 a cambio de que ellos se sentaran a negociar por Malvinas.

"Si, así fue, y eso que él le tenía mucho repudio a los ingleses. Fue muy generoso, y ayudó a mucha gente. Lamentablemente las cosas buenas que hizo mi padre no trascienden y si lo negativo, y muchas veces esas cosas negativas no son ciertas. Por ejemplo, él intercedió en el caso de Luis Suárez para que le reduzcan la sanción porque si no le daban cien fechas."

¿A vos te duelen las críticas hacia él?

Me duelen las cosas malintencionadas, que además no son ciertas. Si hubiesen existido negocios ilegales y todas esas cosas de las que se hablan, nosotros tendríamos un muy buen pasar como para no laburar nunca más. O quizás yo viví equivocado, qué se yo… Sin embargo acá estamos, acá estoy, sigo en la dirección técnica, que es lo que más me gusta.

 

 

¿Conectamos?

 

HABLEMOS DE ARSENAL RADIO DESDE EL INICIO DE NUESTRA WEB

 
 
 

Copyright © 2013 Arsenal de Sarandi Web - Todos los derechos reservados