Buenos Aires,

 

 

16/10/2016

Arsenal 1  San Lorenzo 3

Más de lo mismo
Por la sexta fecha del Torneo de la Independencia, Arsenal volvió a perder y no levanta cabeza. Esta vez fue de local ante San Lorenzo por 3 a 1 y nuevamente mostrando un nivel preocupante. Los goles de la visita los marcó Cauteruccio y sobre el final descontó Pérez.
 

15, ese fue el número de días que pasaron de la dura caída por 5 a 0 ante Rosario Central. Dos semanas en donde el equipo trabajó y mucho pero el funcionamiento no cambió en lo absoluto. Es cierto que el entrenador tuvo que hacer variantes obligadas y que el rival era San Lorenzo pero también es real que nada alteró en el campo de juego.


Porque siguen las desatenciones infantiles en el fondo y el equipo tiene cero volumen de juego. Mas allá de la tarde iluminada que puede tener Cauteruccio, el uruguayo no puede definir entre tres jugadores de Arsenal en el primer gol. El segundo del Ciclón nace de un retroceso en slow motion luego de un corner que culmina con una contra que la podemos llamar "letal" pero que fue nutrida por los propios jugadores de Rondina. Porque Rodríguez en lugar de molestar la salida de Torrico para que no salga rápido le recrimina enérgicamente al que pateo el corner por haberlo hecho mal. Luego, Gonzalo Giménez no puede bajar a Blanco y lo que vino después ya lo sabemos.


El tercer gol llega de la siguiente manera: atacan dos de San Lorenzo y defienden cuatro de los nuestros. ¿Cómo termina la historia?... con Pellegrino yéndola a buscar adentro del arco. Y si, el Flaco tampoco es Mago. Muy floja marca de Salvador Sánchez a Cauteruccio.


Nos preguntamos por qué continúan pasando estas cosas y tenemos varias respuestas posibles. El cuerpo técnico no esta teniendo la receta para hacerle llegar los conceptos a sus jugadores, el plantel se desvanece después del primer gol en contra por una falta de confianza, la plantilla de Arsenal Fútbol Club no esta altura de un equipo de Primera División, los jugadores no aprovechan la oportunidad de estar en un club de Primera o el mercado de pases del club, con jugadores traídos por Cristian Bragarnik y elegidos por el Huevo Rondina, fue muy malo. Una variedad muy grande de contestaciones para explicar porque Arsenal esta último en soledad.


Yendo a lo que fue el encuentro, los de Rondina, como con Central, le facilitaron todo a su rival en los goles. Pero también hay que marcar el poco y casi nada de juego que genera Arsenal y eso que hoy volvió a la titularidad Sanabria (que nada tiene que ver con el del torneo pasado pero que no puede faltar). Los primeros minutos mostraron a un Viaducto que se sacó la pelota de encima y por momentos atacó con poca gente. Estuvo impreciso en el medio y los volantes alimentaron muy poco a Rodríguez que fue uno de los más destacables por las ganas mostradas (no se entendió porque lo sacaron). Tampoco comprendimos la posición de Sanchez Sotelo como volante izquierdo. No gravitó en nada.


Caso contrario fue lo de Fragapane que mas allá de equivocarse en las resoluciones fue el mas desiquilbrante y por su sector llegó la más clara del primer tiempo que culminó con un cabezazo de Rodríguez. Antes, Bocha Giménez, tuvo un tiro libre bien ejecutado que Torrico envió al corner. El juvenil ofició de volante interno jugando al lado de Sanabria y de sus pies nació el poco juego del celeste y rojo.


El partido se jugó cuando San Lorenzo quiso y Arsenal se adelantó cuando la visita sacó el pie del acelerador y cada vez que el Ciclón pisaba el área de Pellegrino había olor a gol. Los de Rondina tampoco aprovecharon las pelotas paradas, un déficit que se ve a lo largo del torneo.


La segunda etapa mostró a un Viaducto más adelantado pero las ideas siguieron sin aparecer y cuando los de Aguirre querían, ponían nitro y facturaban nuevamente. Así sucedió con el tercer gol.


El DT no aprovechó los cambios. El tramite decía que tenia que salir Sánchez Sotelo y no Rodríguez. Boghossian y el paraguayo era la dupla para terminar el encuentro y el cambio de Martín Giménez era por Sotelo para darle velocidad a ese sector. Fragapane aportó desequilibrio y su salida no era lo indicado.


Lo que quedó del encuentro fue un San Lorenzo que bajó la intensidad y el descuento de Pérez tras un pase de Boghossian.


Pasaron otros noventa minutos en donde Arsenal no mejora y no se rescatan cosas positivas. Siguen las desatenciones en el fondo y todavía no aparece una cuota de juego. Continuamos viendo más de lo mismo y la pregunta es hasta cuando. Ante San Lorenzo es uno de los choques perdibles pero sigue preocupando él cómo. Ahora se vienen dos partidos durísimos contra Racing y River que con el nivel mostrado hasta ahora, será difícil rescatar algo.

Síntesis

ARSENAL: Fernando Pellegrino; Luciano Vella, Leandro Marín, Salvador Sánchez y Claudio Corvalán; Franco Fragapane, Gonzalo Papa, Gonzalo Giménez y Gabriel Sanabria; Julio Rodríguez y Juan Ignacio Sánchez Sotelo. DT: Sergio Rondina.

SAN LORENZO: Sebastián Torrico; Marcos Angeleri, Fabricio Coloccini, Matías Caruzzo y Emmanuel Mas; Franco Mussis y Néstor Ortigoza; Ezequiel Cerutti, Fernando Belluschi y Sebastián Blanco; Martin Cauteruccio. DT: Diego Aguirre.

Goles en el primer tiempo: 12min. y 19min. Cauteruccio (SL). Goles en el segundo tiempo: 11min. Cauteruccio (SL) y 43min. Pérez (A).

Amonestados: Sanabria y Marín (A). Cerutti (SL).

Cambios en el segundo tiempo: 14min. Nicolás Blandi por Blanco (SL) y Joaquin Bogosshian por Rodriguez (A), 21min. Tomás Conechny por Bellushi (SL) y Martín Giménez por Sanabria (A), 24min. Renso Pérez por Fragapane (A) y 28min. Paulo Díaz por Angeleri (SL).

Árbitro: Saúl Laverni.
 

Cancha: Estadio Julio Humberto Grondona.

 
Uno por Uno
 

Por Juan Sáber - @juancesaber
 

Fernando Pellegrino: El arquero no tuvo responsabilidad en los goles. Estuvo seguro en los centros y en general bien con los pies. Debió arriesgar en una acción en el segundo tiempo y, si bien salió correctamente, le cedió con su rechazo de cabeza la oportunidad a un rival. Cuando el funcionamiento colectivo no es sólido e individualmente la defensa no responde, el que está en el arco también es perjudicado.

Luciano Vella: Trató de ordenar a los compañeros, pero el funcionamiento del medio hacia atrás fue muy flojo. En lo individual, se lo vio con alguna dificultad por su lado en el tándem lateral-central con Marín. En ataque tuvo pocas proyecciones. Fue amonestado.

Leandro Marín: La pelota lo obnubila y muchas veces por eso pierde la referencia de su marcador. Se lo vio mal ubicado en la primera parte, retrocediendo demasiado, al igual que su compañero de zaga, ante los avances de San Lorenzo. En el primer tanto visitante no respaldó activamente a Sánchez y fue co-responsable del mismo. Con la pelota en los pies estuvo impreciso.

Salvador Sánchez: Le tocó la difícil tarea de reemplazar a Bottinelli y lamentablemente no estuvo a la altura. Dejó maniobrar a Cauteruccio en el primero y en el tercero de los goles, le faltó agresividad en la marca y junto a Marín nunca dictaron la presión desde el fondo, por lo que quedaba un equipo partido.

Claudio Corvalán: Al igual que a todos los defensores, el partido le costó a quien hoy fue capitán. Sin embargo, a pesar de estar incluido en todas las fallas de posicionamiento defensivo y tener alguna que otra desatención, fue el más parejo. La segunda parte tuvo algunos sobresaltos, pero terminó acomodándose. En ataque trato de aportar lo suyo, con poco éxito.

Gonzalo Papa: También cae en la volteada en los defectos vinculados al retroceso, pero hay que decir que fue la víctima de un equipo que se partió en el medio y no pudo ser compacto. En la segunda parte, con Arsenal más arriba y algo mejor acomodado, se destacó con varios quites y su despliegue habitual. Rescatable.

Gonzalo Giménez: Quiso jugar pero no pudo porque el ritmo de ataque del equipo era bajo, no le presentó muchas opciones y por ende quedó sumido en el desconcierto. Trató de darle la pelota siempre al compañero, pero en el afán de crear juego a veces dejó algo sólo a Papa en el medio. Salvo un tiro libre al inicio que le sacó Torrico, no estuvo fino ejecutando la pelota parada.

Franco Fragapane: El más incisivo, pero también uno de los que más veces decidió mal las ejecuciones en ataque. Intentó rebelarse del cansino ritmo que arsenal le imprimía a los ataques, pero no encontró nunca un socio y terminó enroscado entre varios rivales en la mayoría de sus acciones. Fue reemplazado.

Gabriel Sanabria: No es un buen momento individual, y hoy no se vio que hiciera mucho por cambiar esto. Intentó un par de jugadas con remates o pases, pero estas maniobras se vieron casi siempre frustradas. En el segundo tiempo tocó poco la pelota y se mostró algo indolente con el trámite adverso. Tuvo una luego de que Torrico le tapara un remate a Sánchez Sotelo, pero la tiro por arriba. Fue sustituido.

Juan Ignacio Sánchez Sotelo: En una posición extraña, no terminó de ser punzante en ataque ni de colaborar lo suficiente con el lateral. Se lo vio con predisposición para luchar, pero perdido y poco resolutivo cuando lo buscaron. Además, se mostró poco como alternativa en ataque. En el segundo tiempo fue más de punta y tuvo una oportunidad, pero no pudo batir a Torrico.

Julio Rodríguez: Se choca con los centrales, va a todas, pero obtiene poco a cambio. Tuvo la más clara del encuentro para el equipo, pero su cabezazo, no del todo bien ejecutado, se fue por arriba. Estuvo muy aislado en la presión colectiva y por momentos también en algunos ataques. Fue sustituido en la segunda parte.

Joaquín Boghossian: El más rescatable de todos. Se deslomó por colaborar con el ataque ganando de arriba e intentando pivotear para sus compañeros cuando la pelota le llegó por abajo. Asistió de buena manera a Renso Pérez en el 1-3, ganando un balón aéreo.

Martín Giménez: Con su ingreso el equipo se volcó a un 4-4-2. Intentó desequilibrar por la izquierda pero lo logro pocas veces, ya que no pudo asociarse seguido con algún compañero por falta de opciones.

Renso Pérez: Fuera del gol, tras la asistencia de Boghossian, no tuvo demasiada intervención en el juego. Trato de colaborar con un cansado Vella en el retroceso y lo hizo correctamente.

DT - Sergio Rondina: El rival lo superó  por jerarquía, pero llamó la atención el retroceso del equipo luego del 0-1. Se vio un equipo para nada compacto, lo contrario de lo que él pretende, que a las ya conocidas dificultades para generar juego le sumó hoy pésimas transiciones defensivas que costaron goles en contra y una falta de agresividad para recuperar por momentos alarmante. En cuanto a lo hecho desde el banco, no se vio que sus cambios pudieran torcer mucho la historia. Tiene responsabilidad por lo de hoy, pero lo cierto es que los futbolistas no han caído en cuenta de que de este mal momento se sale con ellos esforzándose más y dando más de sí, porque con esto no alcanza.

 
Video Goles
 

 

 

 

 

¿Conectamos?

 

 

 

Copyright © 2013 Arsenal de Sarandi Web - Todos los derechos reservados