Buenos Aires,

 

 

26/06/2017

Arsenal 2   Tigre 1

Final feliz
Se terminó el torneo de la mejor manera para este Arsenal, cerrando otro año más en Primera con un 2-1 ante Tigre, que le vendrá bien pensando en el promedio de la próxima campaña. El final tuvo la perla de un Humberto completamente emocionado haciendo delirar a la gente. Luna había puesto el 1-0 para el Matador, pero Rolón y Curado marcaron para que el Viaducto de vuelta el tanteador.
 

(Foto: Desde el Viaducto)

 

Con la salvación ya consumada, había que evitar el último puesto y sumar otros tres puntos pensando a futuro. Y el Viaducto lo logró, alcanzó el triunfo ante Tigre y se despidió de la mejor forma ante su gente. En cuanto al juego, la paridad estuvo muy presente en la primera mitad. Arsenal manejó la pelota, pero su alternancia entre balones largos e intentos de jugar por abajo, sobre todo por izquierda, le quitó peligrosidad a sus avances. Tigre dejó en claro que fue a hacer su negocio, defendiéndose y apostando a algún contragolpe, amparado en la velocidad del colombiano Rincón. A los 15, los de Victoria encontraron lo que buscaban: El propio Rincón desbordó por derecha y le sirvió un gran centro a Luna, quien de cabeza marcó el 1-0. Sin embargo, el cuadro local tuvo una reacción rápida tan solo dos minutos después. Velázquez mando un envío cruzado, la pelota se desvió en el camino y Rolón, el más llegador de los volantes, puso la cabeza para igualar nuevamente la contienda.



De ahí al final de la primera parte el Arse siguió insistiendo y pudo haber aumentado con un gran remate de Brunetta, pero Javier García se lució y lo envió a córner, dejando un trámite abierto para la segunda mitad. El complemento tuvo más de lo mismo: dos o tres ataques fugaces del Arse que no tuvieron finalización, mientras que del otro lado llego una nueva corrida de Rincón, que con espacios sacó un remate que salió cerca. El ingreso de Pérez en el Viaducto le brindó mejor manejo y el de Fragapane refrescó los intentos por banda, pero siguió faltando peso en el área. Humberto decidió continuar con esa idea, y a pesar de que le costó generar peligro real, Arsenal alcanzó la victoria a quince del final. Brunetta pateó un muy buen tiro de esquina y Curado se elevó de gran manera para el 2-1 que hizo delirar a la hinchada y también al entrenador, que salió corriendo desaforado para unirse al festejo con los jugadores.

Los últimos minutos fueron de un poco más de repliegue por parte de Arsenal ante un Tigre que solamente recurrió al pelotazo, aunque logró incomodar en los últimos diez minutos con el ingreso de Jansson. El dueño de casa estuvo ante una muy buena oportunidad de definir el duelo a través de Brunetta -en un contraataque muy bien manejado por Wilchez- sin embargo García le ganó el duelo al cordobés. El visitante tuvo la del final e hizo sufrir a los corazones de la gente de Sarandí, pero Santillo logró sacarle el gol a Echeverría con una gran tapada. Fue final y desahogo para una parcialidad que sufrió todo el año, pero que pudo desahogarse mezclando dedicatorias a Caruso -quien se cansó de hablar mal del club- con el hit final: "...que el Viaducto es de Primera, de Primera no se va".



Se terminó un torneo ultra sufrido, donde este plantel que se metió solito en la pelea del descenso debió sufrir hasta el final para evitar bajar de categoría, pero el sufrimiento terminó y hasta se pudo sumar pensando en la próxima temporada y a su vez evitar culminar en el último puesto, algo que hubiera molestado en el orgullo. Bien por ellos, que lograron salvar el barco antes de tiempo, aunque queda claro que muchos tendrán que irse para dejar lugar a un nuevo grupo que apunte más alto. Por su parte Humberto, un hombre que demostró sentir al club desde las palabras y también desde los hechos, se ganó la posibilidad de armar "su" plantel para el año que viene. Claro está que deberá exigir que la jerarquía de los que lleguen sea superior.



El DT terminó completamente emocionado al mismo tiempo que la gente desató su desahogo en una de las noches más lindas que se vivieron en Sarandí luego de unos largos meses de un agudo padecimiento que todos buscamos no volver a vivir más. Desde ahora, con la mente puesta entre la Copa Sudamericana y la dura, pero mucho más larga pelea que se vendrá por mantenerse en Primera el próximo año, todas las cabezas tienen que estar unidas y lo más lúcidas posibles. Hay que hermanarse para que no se vuelva a repetir un año como el que pasó, para que el hincha del Viaducto pueda volver a sentir que su equipo es garantía de satisfacción y no de sufrimiento. Si el asunto queda en familia, que se maneje como en las mejores.


Por Juan Sáber - @juancesaber

 

Síntesis:

Arsenal: Santillo; Marín, Curado, Bottinelli, Corvalán; Velázquez, Calzada; Rolón, Wilchez, Milo; Brunetta.

Suplentes: Pellegrino, Bellocq, Papa, Calzada, Imbert, Fragapane, Sánchez Sotelo.

DT: Humberto Grondona

 

Tigre: J. García; Godoy, Echeverría, Blengio, Benítez; Galmarini, Menossi, Castro, Sosa; Rincón y Luna. 

Suplentes: Ibáñez, Castaño, Gurri, Morales, Cardozo, Janson y Mierez. 

DT: Ricardo C. Lombardi

Goles: 15’ Luna (TIG), 17’ Rolón (ARS) y 75’ Curado (ARS).

Amonestados: 29’ Menossi (TIG), 51’ Milo (ARS) y 80’ Calzada (ARS).

Cambios: 14’ Imbert X Bottinelli (ARS), 55’ R. Pérez X Milo (ARS) y Cardozo x Luna (TIG), 62’ Fragapane X Rolón (ARS), 64’ Jansson X Rincón (TIG) y 70’ Gurri X Castro (TIG).

Árbitro: Fernando Espinoza

Estadio: Julio H. Grondona

 
Uno por Uno
 

Pablo Santillo: Otra vez clave para que el Viaducto se lleve los tres puntos. Firme cuando Arsenal estaba en ventaja y aguantando los últimos minutos. No solo con dos atajadas fundamentales sino descolgando todo centro que cayó en el área.


Leandro Marín: Se pudo proyectar en varias ocasiones pero su sector estaba superpoblado porque Humberto decidió jugar sin delanteros. En el fondo no tuvo mucho trabajo, y cuando lo tuvo respondió de manera acertada. En materia envíos aéreos cumplió a medias. Algunos tuvieron buen destino y otros no.


Marcos Curado: Por momentos la pasó mal con la velocidad de Rincón pero supo contrarrestarlo. El rival no atacó mucho y cuando llovieron centros en el final estuvo firme ante la altura de los lungos de Tigre que buscaban la igualdad. Fue el héroe de la tarde noche tras ganarle de arriba a los Echeverria y Blengio y poner el segundo.


Jonathan Bottinelli: El zaguero sufrió una sobrecarga y tuvo que ser reemplazado a los 16 minutos del primer tiempo por Imbert.


Claudio Corvalán: No pudo aportar muchas proyecciones porque ante la salida de Bottinelli tuvo que ocupar su lugar. En el gol de Tigre fue más virtud de Luna que error de los centrales. Más allá de esa jugada puntual no sufrió en el fondo.


Federico Milo: Empezó de volante pero cuando salió Bottinelli ocupó el lateral izquierdo y sufrió a Rincón. Fue amonestado en el segundo tiempo por una fuerte falta y dejó la cancha dos minutos después por Renso Pérez. Casi no tuvo proyecciones.


Maximiliano Calzada: Jugó con la cola entre los centrales y fue el encargado de empezar el juego del Viaducto aunque esta tarde noche estuvo más abocado a la marca. El encuentro del uruguayo fue irregular tanto en el juego como en la marca.


Sergio Velazquez: El motorcito del equipo, corre, mete, traba y también asiste. Fue el que le envió el centro a Rolón para decretar el empate. Gran asistencia del volante que se paró un poco más adelante de Calzada.



Juan Imbert: Entró por Bottinelli y se ubicó por el lado izquierdo. No gravitó mucho en el juego pero bloqueo su sector ante las subidas de Godoy y Galmarini.


Leonardo Rolón: En un partido que fue tranquilo el se las rebuscó para descolgar un gran centro de Velazquez y anotar el uno a cero para el celeste y rojo. Le dejó su lugar a Fragapane.


Lucas Wilchez: Volvió a ser la manija del equipo y se notó en la cancha. Se junta muy bien con Brunetta y cuando eso pasa suceden grandes cosas. Se movió por todo el frente de ataque coronando un gran encuentro.


Juan Brunetta: Otro de los que retornó a su nivel. No paró de pedirla y de hacer jugar al equipo junto a Wilchez sino que su pegada marca la diferencia. En la primera etapa remató de larga distancia y cuando la pelota tenia destino de red Garcia la mandó al corner. Envió el centro para el segundo gol.


Renso Pérez: Ingresó por Milo pero más para preservar el amonestado que para cubrir algún sector en especial. Colaboró con la recuperación cuando al final se venía con todo Tigre.


Franco Fragapane: Aporta y mucho por su velocidad por derecha. Lo malo fue que no había ningún delantero para descolgar los envíos del ex Boca.


Humberto Grondona: Otra vez leyó que el partido era para jugar sin delanteros ante los centrales grandotes de Tigre. El cotejo no fue bueno en lineas generales, no hubo casi situaciones de gol. Al técnico le salió porque su equipo plagado de volantes manejó mucho más la pelota que su rival y golpeó en los momentos justos. Humberto vino a salvar del descenso a un celeste y rojo que tenía destino de B Nacional, con errores, aciertos y un plantel muy limitado, lo logró. En "su casa" pudo ordenar el caos futbolistico que había y ahora ya podrá armar su equipo para aspirar a más. La temporada que viene será peor que esta porque arrancamos abajo de todo pero desde el cielo lo apoyan sus viejos, esos que le enseñaron a amar a Arsenal.

 

 
Video Goles
 

 

 
Reserva Final del torneo con un empate
 

El equipo de Darío Espínola igualó sin goles ante su par de Tigre por la última fecha del torneo en el Julio Humberto Grondona. Disputó 28 partidos de 30 y sumó un total de 33 puntos.


 

No fue un buen encuentro de fútbol en general. El Viaducto no logró llegar al arco rival, en tanto que la visita casi lastimó en el primer tiempo, y parte del segundo. El Matador fue el que intentó y hasta logró inquietar a un Alejandro Rivero que se mostró firme y seguro dentro del área. Gracias al categoría 1998, el cero se mantuvo hasta el final.

 

El complemento fue más cerrado, y el Arse trató de manejar la pelota. Sin embargo, en el mediocampo el juego se manchó con pelotazos de un lado hacia otro. Ingresaron Bryan Schmidt y Bruno Galeano, pero no hubo vuelta atrás. Fue 0-0. Quedaron pendientes los compromisos frente a River y Olimpo, pero difícilmente se disputen. Por ahora, fin del torneo para los pibes.


 

[FOTOS] El álbum del partido: https://t.co/Y90hYCfZyY


 

SÍNTESIS DEL PARTIDO:

 

ARSENAL: Rivero; Enriques, Carabajal, Cataldi, Azzara; Gómez, Picco, Antilef, Necul; Cáceres y Lomónaco. DT - Darío Espínola.

Suplentes: Grosso, Igarzábal, Muscia, Coyette, Schmidt, Lonardi y Galeano.
 

TIGRE: Blengio; Gutiérrez, Ruiz, Zanini, Nutz; Sánchez, Carracedo, Juárez; Cardozo; Costilla y Kestler. DT - Pablo Pérez.

Suplentes: Mesilla, Velasco Pereyra, Collazo Rodriguez, Crespo, Flores, Martínez y Quiñones.

 

Goles: No hubo.

 

Cambios: 24' ST Martínez por Kestler (TIG); 39' ST Schmidt por Cáceres (ARS) y Flores por Costilla (TIG); 43' ST Galeano por Gómez (ARS) y Collazo por Cardozo (TIG).
 

Amonestados: 19' PT Gómez (ARS); 37' PT Picco (ARS); 44' ST Carabajal (ARS) y Gutiérrez (TIG).

 

Árbitro: Martín Morbidoni.
 

Cancha: Estadio Julio Humberto Grondona.

 

¿Conectamos?

 

 

 

Copyright © 2013 Arsenal de Sarandi Web - Todos los derechos reservados