Buenos Aires,

 

 

10/03/2017

Patronato 4  arsenal 2

Tierra de fantasmas
Arsenal inició su sinuoso camino en la segunda ronda del campeonato y, en suelo argentino, la realidad es muy diferente a la que vivió en Perú por la Copa Sudamericana. Enfrentó a Patronato en Paraná por la fecha 15 y cayó goleado por 4-2. Se encontró con dos goles abajo en el primer cuarto de hora, lo empató en el complemento jugando con un jugador más, pero un yerro de Santillo permitió al local volver a imponerse y liquidarlo en el final. Los goles del Patrón los hicieron Arce, Quiroga, Graciani y Gagliardi, mientras que Sánchez Sotelo y Corvalán marcaron para el Viaducto
 

Con los ánimos golpeados por el último semestre, el triunfo ante Juan Aurich fue un baño de ilusiones renovadas en Sarandí. Sin embargo, Arsenal enfrentó esta noche en Paraná a Patronato por la fecha 15, en el inicio de la segunda rueda, y recibió un cachetazo que lo devolvió a la realidad.

 

Si bien hubo algunos aspectos positivos que promovieron la esperanza, lo sucedido en suelo peruano por Copa Sudamericana lejos está de ser una medida real para proyectar las posibilidades del equipo en estos seis meses donde se juega 15 años en la máxima categoría.

 

Ya en el duelo internacional había mostrado algunas falencias defensivas ante un pobre rival que lo atacó poco. Hoy, ante los dirigidos por Rubén Forestello, salió con mucha pasividad y con desatenciones groseras que enseguida las pagó caro: en menos de quince minutos ya estaba dos goles abajo por las conquistas de Arce y Quiroga. El volante agarró un rebote en el borde del área entre varias camisetas rojas (el Viaducto jugó con la suplente) y castigó a Pellegrino con un fuerte zurdazo. Al rato, el delantero entró sólo por el segundo palo (lo soltó Boghossian) y conectó un córner desde la izquierda para poner el 2-0. Para colmo, Pellegrino salió lesionado y debió entrar Santillo.

 

No hubo mucho más en la primera etapa. Los de Humberto Grondona fueron un cúmulo de imprecisiones y no se le cayó una idea para llevar peligro al arco de Bértoli. Patronato tampocó volvió a llegar pero manejó los tiempos del encuentro, aunque no pudo cerrar como quiso esos cuarenta y cinco minutos iniciales, porque por una infantil falta sobre Velázquez, Tellechea se fue expulsado.

 

Grondona entendió que era el momento de jugársela y mandó a la cancha a Bazán y Fragapane. Adelantó las líneas Arsenal y, aunque le costó mucho, hizo un trabajo de hormiga que tuvo su premio a los 18 minutos, cuando Corvalán (de derecha) ejecutó un preciso centro para que Sánchez Sotelo conecte de cabeza y marque el descuento. 

 

Con paciencia, fue y fue, hasta que a los 36 encontró el ansiado empate con un exquisito pase de Fragapane que puso a Boghossian frente al arquero y aunque el uruguayo definió mordido, Corvalán entró por el segundo palo para corregirlo y desatar el desahogo en Sarandí.
 

El festejo duró poco. Instantes despúes, Santillo salió mal ante un pelotazo para Graciani y el ex Colón puso la cabeza para ganarle a Bottinelli y descolocar al arquero. La pelota entró lentamente y el 3-2 decretó el derrumbe de todos los esfuerzos de un Arsenal que, con otro error, tiró por la borda lo que tanto le costó conseguir.  Mucho más aún minutos después, cuando Bottinelli cometió otra falta y se fue expulsado por doble amonestación. Todo le facilitó las cosas al conjunto local que en el descuento puso el 4-2 a través de un mano a mano de Gagliardi.

 

Duro golpe para el Viaducto, que mostró falencias repetidas que en el fútbol argentino no se perdonan. Un mal augurio, porque cuando la permanencia está en juego, son esos errores los que terminan condenando. 

 

Mucho que corregir, cada vez menos tiempo. Un dilema que se hará cada vez más problemático con el correr de las fechas. Humberto tiene trabajo que hacer y dos realidades que analizar para poder encontrar la solución: una en territorio peruano y otra en el argentino, donde volvieron los fantasmas que, parece, nunca se fueron.

 

Por Martín Vassena - @MartinVassena

 

SINTESIS

Patronato: Bértoli; Geminiani, Andrade, Vera, Márquez; Comas, Lemos, Minetti, Arce; Telechea y Quiroga. DT: Rubén Forestello.

 

Suplentes: Costa; Masuero; Guzmán, Bertochi, Graciani; Gagliardi y Vargas.

 

Arsenal: Fernando Pellegrino; Sergio Velázquez, Marcos curado; Jonathan Bottinelli; Leandro Marín, Franco Bellocq; Federico Milo, Claudio Corvalán; Lucas Wilchez; Joaquín Boghossian y Juan Sánchez Sotelo. DT: Humberto Grondona.
 

Suplentes: Pablo Santillo, Maximiliano Calzada, Renso Pérez, Salvador Sánchez, Franco Fragapane, Juan Brunetta y Gonzalo Bazán.
 

Goles: 8'PT Arce (PAT), 13'PT Quiroga (PAT), 18'ST Sotelo (ARS), 36'ST Corvalán (ARS), 39'ST Graciani (PAT), 46'ST Gagliardi (PAT).

 

Cambios: 25'PT Santillo x Pellegrino (ARS), ET Bazán x Milo (ARS), ET Fragapane x Velázquez (ARS), 24'ST Graciani x Arce (PAT), 27'ST Bertocchi x Comas (PAT), 35'ST Gagliardi x Quiroga (PAT)
 

Amonestados: 7'PT Velázquez (ARS), 23'PT Comas (PAT), 4'ST Bottinelli (ARS), 31'ST Lemos (PAT), 40'ST Bertocchi (PAT).

 

Estadio: Presbítero Grella.

 

Expulsado: 46'PT Fernando Tellechea (PAT). 41 ST Bottinelli (ARS)

 

Arbitro: Facundo Tello

 
Uno por Uno
 

Fernando Pellegrino: En un inicio muy desfavorable del equipo su tarea comenzó muy pronto, teniendo que evitar un gol cantado sobre la línea. Luego, el sistema defensivo no ayudó y recibió dos goles -en los que nada tuvo que hacer- antes de los quince minutos. Para colmo de males, un choque con un delantero rival lo dejó fuera del encuentro antes de la media hora.  

Sergio Velázquez: Como a todos los centrales, le costó mucho el inicio del encuentro. Además, él fue amonestado tempranamente, algo que lo condicionó. Tuvo un duelo áspero con Telechea que si bien comenzó a favor del delantero, terminó controlando bien (con el aliciente adicional de que el ex Quilmes fue expulsado por una dura falta contra él). Salió reemplazado en el entretiempo.

Marcos Curado: Partido con grietas del central. En un comienzo muy desfavorable para Arsenal, tanto a él como a sus compañeros de zaga les costó el partido. El primer gol de Patronato tuvo algo de responsabilidad suya, luego de un mal despeje hacia el medio. Matías Quiroga fue un problema en las alturas en esa primera parte. En el complemento, con un Patronato más lejos del área, se lo vio más firme cortando y posicionándose, aunque todavía impreciso a la hora de sacar la pelota desde atrás.

Jonathan Bottinelli: No fue una buena noche para el capitán del Viaducto. El arranque furioso de Patronato tomó a él y al resto de la defensa de víctimas, algo que derivó en los dos goles en contra tempraneros. Pasada la media hora se fue acomodando algo mejor en el partido y hasta el final del segundo tiempo levantó su tarea, inclusive metiendo una buena profundización para Corvalán en el gol del descuento. Sin embargo, en los últimos minutos co-protagonizó (aunque su responsabilidad fue menor) el grosero error en el 2-3 al ser confundido por la mala salida del arquero y luego primereado por Graciani. Para colmo, a poco del final se ganó una segunda amarilla evitable por una falta en un costado del campo.

Leandro Marín: Buscó ser la salida del equipo por el sector derecho, pero tuvo una noche negra al intentar centrar pelotas a sus compañeros. En la segunda parte, con los cambios, pasó a ser el tercer central, donde cumplió un trabajo aceptable. Siguió proyectándose seguido por el carril derecho, pero sus finalizaciones de jugada no fueron las mejores.

Lucas Wilchez: Se hizo cargo de intentar los pases profundos y en general de arriesgar con la pelota, algo en lo que no estuvo tan certero como en su debut. En la primera mitad estuvo menos participativo por la superioridad rival, pero en la segunda levantó y se lo vio manejando más el balón, uno de los motivos por los que Arsenal estuvo más arriba en el campo en esos segundos cuarenta y cinco minutos.

Franco Bellocq: De menos a más. En el primer gol tiene cierta responsabilidad por que la zona de rebotes está descubierta. Luego de eso, y de la ráfaga de veinte minutos del rival, se fue afirmando con las entregas y algunas recuperaciones de balón. La segunda mitad lo mostró bien a la hora de entregar pelotas seguras pero no tan firme cuando le tocó avanzar más en el campo. En el final, con Arsenal jugado, no tuvo ayuda para contener a Patronato en las transiciones.  

Federico Milo: Le costó mucho afirmarse, no tuvo peso en la mitad de la cancha como para acompañar a Bellocq en la recuperación y, aunque lo intentó en algunas ocasiones, su aporte en ofensiva fue escaso. Fue sustituido en el entretiempo.

Claudio Corvalán: El mejor. En la primera mitad estuvo más retraído, y su duelo contra Geminiani fue parejo, aunque en general cumplió ayudando por el sector izquierdo. Intentó proyectarse más seguido en la segunda parte, y aunque no lo buscaron tanto, se las arregló para ser influyente con un buen centro de derecha en el tanto de Sánchez Sotelo y el gol del empate, en el que tuvo gran mérito por acompañar la jugada hasta el final.

Juan Sánchez Sotelo: Intentó moverse y mostrarse en una primera mitad en donde el conjunto generó muy poco y, pese a que decidió mal en dos o tres jugadas, logró al menos un intento tibio. La segunda parte lo tuvo saliendo del área e intentado asociarse, con buenas y malas. Buen gesto técnico en el cabezazo su gol.

Joaquín Boghossian: Un primer tiempo difícil para él, en donde la pelota le llegó poco y no salió demasiado del área para intentar pivotear con sus compañeros (algo a lo que tampoco Arsenal apostó). Su segunda parte, si bien tuvo más contacto con el balón, tampoco fue del todo satisfactoria. En la única chance que le quedó se desmarcó muy bien pero remató mal, algo que fue corregido posteriormente por Corvalán. Tuvo la mancha de perder la marca en el segundo gol de Patronato.

Pablo Santillo: Debió ingresar por el lesionado Pellegrino en la primera mitad. Su partido estaba pasando desapercibido debido al dominio de Arsenal en el segundo tiempo, pero una jugada fatídica marcó para mal su participación: el veterano salió innecesariamente y le regaló a Graciani el arco para que sólo con peinarla pudiera poner 2-3 el marcador. Luego, cuando el equipo estaba con la desesperación a cuestas, debió irla a buscar nuevamente al fondo ante Gagliardi.

Franco Fragapane: Se paró en la derecha, pero muchas veces se tiró hacia el centro para agarrar la pelota. Sus participaciones en el juego fueron esporádicas y sin demasiado peso, sumado a que no estuvo preciso en la ejecución de la pelota parada. Su mejor aporte fue el haber iniciado la jugada del 2-2 con un gran pase filtrado a Boghossian.

Gonzalo Bazán: Sus primeras participaciones, ubicado desde el centro hacia la izquierda, fueron positivas. Con el correr de los minutos, ya casi como un extremo por la banda, empezó a tomar decisiones precipitadas e incorrectas. En un lugar donde Arsenal tuvo espacio para aprovechar, no supo ser un activo rentable en ofensiva.

Humberto Grondona (DT): Al contrario del duelo ante Juan Aurich, el equipo arrancó dormido y lo pagó demasiado caro al verse dos goles abajo en los primeros quince minutos, además de haber tenido que quemar un cambio obligado unos instantes más tarde. Intentó dar un impacto en el duelo al meter las otras dos variantes luego del entretiempo y el resultado -ayudado por el hombre de menos rival- fue un Arsenal más ambicioso y agresivo, pero aún con pocas ideas en ataque, sumado a no tener las mejores ejecuciones en los centros y pases finales. A pesar de esto, el carácter y las ganas de revertir la historia pusieron al conjunto a tiro del empate para luego llegar a un 2-2 algo inmerecido pero muy importante. No obstante, el final no fue feliz porque nuevamente se repitieron errores del anterior semestre, regalando un gol insólito a un rival que parecía golpeado por el empate del Viaducto. Para colmo, en el epílogo un golpe final puso fin a las ilusiones de llevarse algo. Es un comienzo adverso, un golpe de realidad luego de la victoria en Perú que deberá impulsar al DT a trabajar para que, como primer paso en este largo camino, Arsenal deje de perder puntos por fallos propios tan groseros.

Por Juan Sáber - @juancesaber

 
Video Goles
 

 

 
Reserva  Derrota en la reanudación del torneo

Con un equipo plagado de profesionales, Arsenal no pudo con Patronato y perdió por 1 a 0 en el Bartolomé Grella. El único gol del partido lo marcó Dalmiro Dettler. Salvador Sánchez fue expulsado a falta de quince minutos para el final.

Foto: gentileza de Patronato en Fotos


Casi aburrido. De esa manera se puede definir como se desarrolló un tibio y chato primer tiempo, en el cuál la pelota comenzó a rifarse en la mitad de cancha, ninguno de los dos elencos se hizo de la pelota. Desde el arranque, se propuso un juego friccionado, lejos de los arcos y picante en alrededores del círculo central.


Patronato fue quién intentó tomar la iniciativa, con desorden, sin ser del todo prolijo, pero fue el que se jugó cerca del arco de Mauricio Aquino. Como pudo, con mucha gente disputando en balón por donde fuere que transitó. La más clara y única de los primeros 45 minutos fue el remate desde afuera del área, cuando le quedó a Mauro Marconato, cuyo disparo se fue cerca del palo izquierdo.


A partir de ese momento, aparecieron los espacios, ya que Arsenal adelantó líneas, quiso con Rodríguez gestar situaciones próximas al arco de Alarcón, pero lejos estuvo de ello por la buena labor de Brian Negro. El Arse se desplegó, con Sanabria rompió líneas, pero no fue más que desequilibrar la defensa Santa. Aunque al Viaducto le anularon un gol en posición adelantada, que hubiera sido un golazo, pero terminó en nada.


Lo que restó fueron más intenciones que acciones. Con muchos errores por ambos costados, más infracciones o perdidas de balón innecesarias. El 0-0, era el empate más justo y merecido para lo que demostraron hasta entonces.


Lo que fue el inicio del complemento no cambió de lo que se vio durante 45 minutos, aunque se notó otra intensidad. En este sector cambiaron los papeles, debido a que Arsenal fue el que se aproximaó con más dinámica en el arranque. Un tiro libre estuvo a poco de desembocar en la cabeza de Juan Celaya, que por el corte de pelo, no llegó a marcar la ventaja.


Mencionamos la intensidad, porque eso fue lo que puso Patrón, otra dinámica en ofensiva, buscando a Comas para conectarse con Chavez y Aguilar. Los espacios aparecieron y el Santo creció en ese aspecto. Aquino se repuso de una mala salida y evitó el gol del local, pero de contra, rápido, falló Sanabria.


Y en su mejor momento, debido al aporte de Dalmiro Dettler que entró por Marconato, llegó el tanto: encaró, cedió la pelota a Aguilar que con un amague se sacó su marca de encima y con un pase atrás, volvió a encontrarse quién ingresó hace minutos que con la parte interna de su pierna derecha, dejó sin respuesta a Aquino para marcar el 1-0.


Padeció mucho Patrón luego del gol, porque Arsenal se sacó la máscara defensiva y salió en busca del punto, de ese detalle para no volver con las manos vacías a Buenos Aires. Juan Imbert fue el primero que intento de una seguidilla que fue larga.


Solo hubo tiempo para aguantar por parte del conjunto de Paraná. Fue 0-1.


Fuente: Gabriel Obelar, colega de La Cábala, quien realizó la crónica del partido.

SÍNTESIS:
 

PATRONATO: Emanuel Alarcón; Juan Galetto, Pablo Rodríguez, Brian Negro, Santiago Rudolf; Lucio Comas, Santiago Briñone, Yamil Silva, Mauro Marconato; Milton Aguilar y Bruno Chavez. DT: Martín de León.

Suplentes: Belloni; Chacela, Pastorelli, Acosta, Dettler, Ojeda y Fonseca.

ARSENAL: Mauricio Aquino; Salvador Sánchez, Juan Celaya, Renso Pérez; Leonardo Rolón, Gonzalo Papa, Maximiliano Calzada, Gabriel Sanabria, Juan Imbert; Juan Brunetta y Julio Rodríguez. DT: Darío Espínola.

Suplentes: Rivero; Leiva, Giménez, Coyette, Gómez, Lomónaco y Palermo.

 

Gol: 24’ ST Dalmiro Dettler (PAT).
 

Cambios: 8’ ST Sebastián Lomónaco por Juan Celaya (ARS); 14’ ST Dalmiro Dettler por Mauro Marconato (PAT); 17’ ST  Gonzalo Gómez por Gabriel Sanabria (ARS); 18’ ST José Luis Acosta por Santiago Briñone (PAT); 30’ ST Gonzalo Giménez por Juan Brunetta (ARS); 43’ ST Matías Fonseca por Bruno Chavez (PAT).

 

Expulsado: 30’ ST Salvador Sánchez (ARS).

 

Cancha: Estadio Presbítero Bartolomé Grella.

 

¿Conectamos?

 

 

 

Copyright © 2013 Arsenal de Sarandi Web - Todos los derechos reservados