Buenos Aires,

 

 

13/10/2018

Independiente Rivadavia Mza. 1  Arsenal 1

La racha se cortó
Por la fecha 8 del Nacional B, Arsenal no pudo seguir con su camino de victorias y empató 1-1 ante Independiente Rivadavia en Mendoza, quedando a cinco puntos del líder Sarmiento de Junín.
 

Desde que Rondina cambió la base en el mediocampo, los resultados no pudieron ser mejores. Cuando previamente no había adjudicado a su equipo como candidato, logró afianzarse en la zona de reducido en un abrir y cerrar de ojos a tal punto de tener la posibilidad de pelear por la punta del campeonato.

 

En búsqueda de la quinta victoria consecutiva, el Viaducto tuvo que viajar a Mendoza para enfrentarse a uno de los clubes que ganó todos sus encuentros de local: Independiente Rivadavia, invicto en casa desde abril y uno de los animadores del torneo.

Por tercer choque seguido, el Huevo repitió a los titulares que vencieron previamente a Mitre y a Deportivo Morón.

En los primeros minutos, la visita parecía ser más imponente a la hora de atacar con tiros de media distancia de Necul y forzando faltas cerca del área. Sin embargo, se llevó un tremendo susto cuando Negri convirtió a los 20 pero todo fue invalidado por infracción a Torrent. El resultado seguía igual, pero esa situación fue un aviso para los de Rondina.

A los 23 minutos llegó el gol de Arsenal producto de una jugada aislada. Pons ejecutó un centro desde la izquierda y el arquero Cristian Aracena, en un intento de atenazar la pelota, se le terminó escurriendo de las manos para así ingresar en su valla y poner el 1-0 a favor del celeste y rojo.

Pero esa ventaja no parecía del todo clara en cuanto a rendimiento. Posterior a la conversión del delantero, los de Sarandí tuvieron que recurrir al juego brusco debido a incomodidades y ganándose un par de amarillas. Pero el responsable de que se hayan ido al descanso ganando tienen nombre y apellido, Maximiliano Gagliardo, cuya atajada evitó el tanto de Ignacio Irañeta producto de un contragolpe. De está manera, terminó la primera etapa con la mínima ventaja.

Ya en el complemento, La Lepra arrancó más peligrosa e inteligente que antes. A los seis minutos, el guardameta del Viaducto fue veloz al dirigirse a su palo izquierdo y desviar el tiro libre de Nicolás Dematei. Y a los 22, otra vez el capitán se mostró seguro al contener un buen cabezazo de Mauricio Asenjo, quien tendría su revancha más adelante.

Pero lamentablemente la suerte no le iba a sonreír siempre a Rondina. Ya a los 28 minutos, con todos los cambios realizados y varias posibilidades derrochadas, la ineficiencia le pasó factura a la visita: Sánchez tiró un centro desde la mitad de la cancha, Emiliano Papa calculó mal, la pelota le quedó al recién ingresado Matías Tissera, enganchó para la zurda, Gagliardo bloqueó el tiro pero el rebote le quedó al delantero Asenjo quien fue el encargado de empujarla y convertir el empate para Independiente Rivadavia.

En los 15 minutos restantes, cualquiera de los dos pudo haber convertido el segundo. Ramiro López desaprovechó un disparo de cara al arco para los de Sarandí mientras que el travesaño fue enemigo de los mendocinos esta tarde al impedir que Asenjo pudiera meter un doblete. Sin más emociones fuertes, el marcador final fue un 1-1 con buen sabor para la visita porque, a pesar de haber estado en ventaja, fue dominado futbolísticamente por el local en términos generales y se vuelve a Buenos Aires con un punto valioso, aunque quedó la espina de no haber podido llegar al quinto triunfo consecutivo.

El próximo partido, correspondiente por la fecha 9, será como local ante Quilmes.

Síntesis

Independiente Rivadavia: Cristian Aracena; Julián Navas, Alejandro Rébola, Sergio Rodríguez, Nicolás Dematei; Luciano Sánchez, Santiago Úbeda, Franco Negri; Federico Castro, Mauricio Asenjo, Ignacio Irañeta.

Suplentes: Joaquín Mattalía, Jorge Caicedo, Federico Guerra, Nicolás Quiroga, Daniel Imperiale, Matías Tissera, Cristian Lucero.

DT: Gabriel Gómez.

Arsenal: Maximiliano Gagliardo; Fernando Torrent, Fabio Pereyra, Aníbal Leguizamón, Emiliano Papa; Jesús Soraire, Emiliano Méndez, Gastón Álvarez Suárez, Lucas Necul; Juan Manuel García, Facundo Pons.

Suplentes: Mauricio Aquino, Sebastián Lomónaco, Alejo Antilef, Patricio Luce, Ramiro López, Mateo Carabajal, Ezequiel Cérica.

DT: Sergio Rondina.

Goles: 23'PT Facundo Pons (Arsenal), 28'ST Mauricio Asenjo (Independiente Rivadavia).

Amonestados: 26'PT Fabio Pereyra (Arsenal), 31'PT Jesús Soraire (Arsenal), 37'PT Lucas Necul (Arsenal), 45'PT Federico Castro (Independiente Rivadavia), 4'ST Aníbal Leguizamón (Arsenal), 37´ST Cristian Lucero (Independiente Rivadavia), 38'ST Fernando Torrent (Arsenal), 45'ST Maximiliano Gagliardo (Arsenal).

 

Expulsados: No hubo.

Cambios: 0'ST Daniel Imperiale por Julián Navas (Independiente Rivadavia), 13'ST Sebastián Lomónaco por Facundo Pons (Arsenal), 13'ST Cristian Lucero por Franco Negri (Independiente Rivadavia), 20'ST Matías Tissera por Ignacio Irañeta (Independiente Rivadavia), 26'ST Alejo Antilef por Gastón Álvarez Suárez (Arsenal), 26'ST Ramiro López por Lucas Necul (Arsenal).

 

Árbitro: Jorge Broggi.

Estadio: Bautista Gargantini.

Agustín Ignacio Lencinas

 
Uno por Uno
 

Maximiliano Gagliardo: Nuevamente figura del equipo con más de 5 tapadas. Clave durante todo el partido para evitar que el local se lleve los tres puntos. 

Fernando Torrent: Bien para pasar al ataque y disputar con énfasis todas las jugadas. Su nivel bajó en el segundo tiempo donde se vio desbordado en muchas ocasiones y hasta debió ser expulsado por abusar de la pierna fuerte.

Fabio Pereyra: El zaguero tuvo uno de sus peores partidos en el torneo. Venía de ser de los mejores jugadores y hoy tuvo una tarde donde se vio superado en varias ocasiones.

Aníbal Leguizamón: Un escalón más abajo que Gagliardo con respecto a los mejores. Corrigió errores de Pereyra, cruzó muy bien a sus rivales y dio una sensación de ser impasable. Nuevamente aprovechó su oportunidad para demostrar que puede ser titular ante la inminente vuelta de Zamponi.

Emiliano Papa: En paralelo a sus compañeros de defensa, tuvo un buen primer tiempo pero en el segundo se vio superado en cada momento que los delanteros mendocinos se lo propusieron. 

Jesús Soraire: Se dedicó a luchar en todo el partido, tal es así que también pudo haber sido expulsado. En ese contexto cumplió pero no demostró mucho en ofensiva,  su mejor faceta. 

Emiliano Méndez: Partido correcto a la hora de luchar, distribuir y ganar posición en el medio. Una vez más muestra que fue uno de los grandes aciertos del técnico.

Gastón Álvarez Suárez: Al igual que en la mayoría de los partidos, demostró con pinceladas que es un jugador muy importante en el esquema de Rondina pero debe trabajar para mantener el nivel durante los 90 minutos. Sigue con lagunas, que a veces hacen sufrir al equipo.

Lucas Necul: Buen primer tiempo de la mano de su habitual desequilibrio personal y constante movilidad por el frente de ataque. Su nivel, como el de todo el equipo, disminuyó en el complemento. 

Juan Manuel García: Como en todas las fechas, clave a la hora de ser el primer defensor sumado a lo importante que es a la hora de atacar. Aunque no pudo convertir,  hizo mucho por el equipo. 

Facundo Pons: Autor del gol, con complicidad del arquero. Redondeó un muy buen primer tiempo con desbordes y desequilibrios. En contrapartida, los minutos que jugó en el complemento fueron para el olvido. 

 

Sebastián Lomónaco: A diferencia de los dos partidos anteriores, no logró entrar en juego desde su ingreso. Apenas entró se lo notó insipirado pero luego se opacó ante un rival que fue muy avasallante.

Alejo Antilef: Su ingreso pasó desapercibido. Esta vez no pudo aprovechar la chance que le otorgó el técnico. 

Ramiro López: Desperdició una posibilidad importante para que el equipo se lleve una victoria. Con respecto al juego, su ingreso fue para ganar el medio con buen juego, pero no pudo hacer más que luchar.

 

Sergio Rondina: Es justo dividir el partido en dos. Durante el primer tiempo el planteo fue inmejorable, ya que tácticamente anuló al rival, además de acertar en respetarle el puesto a Pons. Por otro lado, en el segundo tiempo, el local salió con todo, primero con más ímpetu que juego. El Huevo intentó mantener el resultado con los cambios, los cuales no tuvieron los resultados esperados. Con el paso de los minutos se notó más la superioridad del rival quién chocó casi siempre con Gagliardo y el poste, para que el Viaducto pueda rescatar un punto muy importante.

 
Video
 

 

 

¿Conectamos?

 

 

 

Copyright © 2013 Arsenal de Sarandi Web - Todos los derechos reservados