Buenos Aires,

 

 

19/10/2018

Arsenal 1  Dep. Morón 0

En la senda de las victorias
Arsenal logró su cuarta victoria consecutiva y su tercer partido seguido sin recibir goles en contra al vencer a Morón por 1-0 con gol de Sebastián Lomónaco. A paso firme, el Viaducto sueña con el ascenso a Primera.
 

En una tarde soleada el Arse llegaba en alza por la victoria ante Mitre por 3-0 el fin de semana anterior. En esta ocasión recibió al Deportivo Morón que había empatado con Dálmine de local y sufrió la rescisión de contrató de Román Martínez y Casquete en su plantel.


El trámite era parejo en la primer parte, Arsenal no podía generar peligro con su juego. Necul estaba siendo bien cubierto y pasaba inadvertido.


Ramírez, el mejor jugador de Morón, le iba a hacer pasar una tarde agitada a la defensa, sobre todo en el sector izquierdo. Pero se iba a encontrar con Maximiliano Gagliardo. El arquero culminó una gran actuación, tapó un mano a mano clave al enganche del Gallo a los 10 minútos del segundo tiempo, entre otras tres ocasiones de gol que generó la visita en el primer tiempo.


Arsenal tenía vida en el partido gracias a su portero. Rondina movió el banco y mandó a la cancha a Sebastián Lomónaco y Alejo Antilef, quienes le dieron velocidad y precisión al ataque. Así fue como el partido que favorecía en lo transcurrido al Gallo pasó a ser del Viaducto.


Arsenal se hizo dueño de la posesión y en una contra, donde robó Torrent la pelota; Soraire le metió el centro a Lomónaco para que terminara en el único gol del encuentro a los 36 min. del segundo tiempo.


Desde ahí Arsenal fue ampliamente superior ante un rival que sintió el golpe de ir perdiendo y se quedó sin ideas. El Arse así se acerca a los primeros puestos y se afianza en esta categoría como un candidato al ascenso a la Superliga.


Párrafo aparte para la actuación de Álvarez Suárez, que sólo le faltó el gol para tener una brillante tarde; y Fernándo Torrent, que por el lado derecho del equipo fue importante para la firmeza de la defensa y de yapa fue fundamental en el robo para el gol.


Síntesis.

Formación Arsenal
Gagliardo; Torrent, Pereyra, L. Espínola, Papa; Méndez, Soraire, Necul, Álvarez Suárez; Pons y García

Suplentes: Aquino, Lomónaco, Antilef, Luce, R. López, Carabajal y Cérica.

DT: Sergio Rondina

Formación Morón
Galván; S. Martínez, Celaya, Paredes, Mayola; Nizzo, Mendienta, González, Ramírez; Lillo y Pumpido.

Suplentes: Salvá, N. Martínez, Racca, Vergara, G. Martínez, Pardo y Akerman.

DT: Walter Otta

Goles: Lomónaco 36' ST (ARS)

Cambios: Lomónaco por Pons 15' ST (ARS); Vergara por González 16' ST (MOR); Antilef por Necul 19' ST (ARS); Pardo por Ramírez 33' ST (MOR); Akerman por Lillo (MOR); Cérica por García 44' ST (ARS).

Amonestados: Celaya 27' PT (MOR) Martínez 33' PT (MOR); L. Espínola 16' ST (ARS).

Expulsados: No hubo

Arbitro: Héctot Paletta

Estadio: Julio Humberto Grondona

David Pintos.
 

 
Uno por Uno
 

Maximiliano Gagliardo: Gran responsable de la victoria de esta tarde. Fue el culpable de que Morón no se haya ido al descanso en ventaja con buenos achiques y grandes reflejos como el cabezazo de Martínez que desvió. Pero su intervención más importante fue en el complemento cuando lo encaró Ramírez en un mano a mano y evitó su gol con el pie derecho. Su mejor performance desde que está en el club.

Fernando Torrent: Muy activo en el principio y fue uno de los primeros en generar situaciones. Aunque no pudo desequilibrar en demasía y en el segundo tiempo reguló energías, pero su mejor jugada fue un robo de pelota a gran velocidad que culminó en el gol de la victoria.

Fabio Pereyra: Bastante incómodo en el primer tiempo porque sufrió en gran parte todos los ataques del Gallo. Pero en el complemento cambió drásticamente. Sólido en la marca personal, inteligente cuando la pelota se debía jugar en vez de reventar e implacable en todos los centros que fue despejando en demasía.

Aníbal Leguizamón: Su deseo de ser titular es indiscutible. Con el correr del tiempo se fue acomodando y tuvo un rendimiento destacado. Exceptuando el error que terminó en la salvada milagrosa del arquero, se fue exento de errores y demostró seguridad.

Emiliano Papa: Quizás el punto más flojo de la tarde. Descuidó mucho su zona cuando se proyectó al ataque, volvía a su campo después de que Morón se acomodara para atacar y tardaba en los achiques a los rivales. Aunque en los minutos finales pudo afianzarse con buenos cortes de centros.

Jesús Soraire: Defendió más de lo que atacó. Fue uno de los jugadores que más incomodidad experimentó al inicio por la imposición de Morón en el juego. Pero como la mayoría de sus compañeros, levantó su rendimiento en los segundos 45 minutos y tiró el centro que culminó con el gol de Lomónaco.

Emiliano Méndez: Otro de los que se suma al podio de los mejores. No es casualidad que haya sido uno de los protagonistas de estas cuatro victorias al hilo cuando esta tarde demostró firmeza en la marca, inteligencia a la hora de sacarse al hombre de encima y rapidez para el pase como en los tres cotejos previos.

Gastón Álvarez Suárez: La segunda mitad reflejó su mejor partido con la camiseta celeste y roja. Vehemente y aguerrido, sus centros fueron sumamente dañinos para el Gallo y permanentemente fue un fastidio para la salida del rival así como efectivo a la hora de circular la pelota en ataque.

Lucas Necul: Se esperaba más de él. Las dos pelotas que tuvo en el primer tiempo dieron hincapié a un buen avance de Arsenal, pero no más de eso. Fue el más afectado por la presión de la visita y no pudo encontrar los espacios que quería. 

Juan Manuel García: A diferencia de los tres partidos anteriores, esta tarde no pudo convertir, pero a cambio se dedicó a desgastar la defensa ajena y fue protagonista de una jugada que pudo haber sido penal en el complemento. Pero a cambio quedó exhausto y su participación fue decreciendo.

Facundo Pons: No pudo ser el oportunista que fue contra Mitre. Lo poco que tuvo fue ineficiente pero, al igual que García, sus movimientos lograron cansar a los zagueros rivales y eso fue más notorio en las instancias finales.

Sebastián Lomónaco: Le basó media hora para ser la figura del partido por escándalo cuando sustituyó a Pons. Todos los espacios que encontró fueron dinamita para Morón y el peligro iba en ascenso. Y para coronar su actuación, convirtió el gol del triunfo que le permite a Arsenal seguir estirando su racha de triunfos.

Alejo Antilef: Ingresó en lugar de Necul. Su frescura fue clave para asociarse con sus compañeros desde mitad de cancha para adelante. Desbordó con total libertad y eso generó más confianza para poder concretar correctamente los avances del Viaducto.

Ezequiel Cérica: Sólo jugó cinco minutos. Su única incidencia fue en la última jugada del partido en donde asistió correctamente a Lomónaco para encarar al arquero y convertir el segundo gol, pero la definición no fue la mejor y terminó desperdiciando la situación.

Sergio Rondina: Es la primera vez que repitió la alineación titular y el resultado final también fue un triunfo. Leyó bien el partido, corrigió las falencias tácticas, acertó con los cambios que definieron la victoria y la base parece estar cada vez más sólida.

Agustin Ignacio Lencinas

 
Video
 

 

 

 

¿Conectamos?

 

 

 

Copyright © 2013 Arsenal de Sarandi Web - Todos los derechos reservados