Buenos Aires,

 

 

28/04/2019

SARMIENTO 0  ARSENAL 1

¡Volvimos!
En una final para el recuerdo, Arsenal derrotó 1-0 a Sarmiento en cancha de Banfield y se consagró campeón del Nacional B, regresando así a la Primera División.
 

¿Quién iba a decir que después de lo ocurrido con Agropecuario se nos iban a dar todas? Incluso después de quedar libres, los principales perseguidores derrocharon puntos en el camino. Y en la última fecha, cuando en Junín se festejaba de antemano, Torrent nos hizo permanecer en la punta a falta de cuatro minutos. Todas esas señales nos condujeron al Estadio Florencio Sola, donde se tenía que definir al mejor del torneo: Arsenal contra Sarmiento.



En relación al equipo que venció agónicamente a Defensores de Belgrano una semana atrás, Sergio Rondina volvió a conformar una línea de 4 y realizó dos modificaciones: Lucas Necul y Jesús Soraire (volviendo tras la suspensión) ingresaron en lugar de Aníbal Leguizamón (lesionado) y Ramiro López respectivamente.



La expectativa y ansiedad eran gigantescas. Poco a poco, el Florencio Sola se iba copando con los colores celeste y rojo de Sarandí y el verde de Junín. Acá la historia era distinta. Ya no hay otros clubes que puedan influenciar sus posiciones. Era un mano a mano donde ganar era lo único que importaba.



En el arranque, las defensas fueron prácticamente impenetrables. Soraire por un lado y Castro del otro fueron los más peligrosos con ejecuciones a larga distancia.



Pero el punto de quiebre se dio a los 16: Lucas Landa derribó en el área a Leandro Garate y Néstor Pitana sancionó penal para el Arse. Era una falta importantísima y el que debía cobrarla tenía que estar seguro de sí mismo. Después de malograr uno ante Defensores de Belgrano, Álvarez Suárez decidió no cargar con esa mochila tan pesada y fue el mismo Garate quien lo pateó y convirtió el 1-0.



En lo que quedaba del primer tiempo, al no poder pisar el área con comodidad, se seguía probando desde lejos pero sin resultados. De esta manera, se cerró una etapa donde la hinchada del Viaducto no pudo descansar ni siquiera en el entretiempo. Se comían las uñas y los dominaba la ansiedad por lo que podía pasar después.



Ya en el complemento, los dirigidos por Iván Delfino fueron mucho más peligrosos ya con Quiroga en la reanudación. Eran más veloces y los contragolpes por las bandas generaban un enorme desgaste en los laterales del Arse.



A los 29, todos los corazones celestes y rojos se paralizaron momentáneamente: Miracco recibió totalmente solo en el área un centro desde la derecha y su disparo fue contenido por Gagliardo, quien si daba algún rebote corría riesgo porque estaba rodeado de camisetas rivales que la podían empujar.



Pero la jugada no apta para cardiacos tuvo lugar en el minuto 37: Quiroga trianguló con Miracco desde el sector izquierdo, el mediocampista ejecutó un centro al corazón del área y tras una carambola, le quedó para Sebastián Penco a un metro del arco vacío. Gracias al cielo, el ex Independiente desperdició esa chance del empate mandándola por arriba del travesaño ¿Fue suerte de campeón? Si. Fue suerte de campeón. Porque Pitana dio por terminado el partido a los 50 y todo Banfield se tiñó de celeste y rojo. Arsenal derrotó 1-0 a Sarmiento y será un nuevo integrante para la próxima Superliga.



Después de 351 días, el Viaducto volvió a ser un equipo perteneciente a la élite del fútbol argentino. En diciembre del 2017, Rondina regresó pero no con el fiero propósito de evitar el descenso ya que era algo inevitable, sino en regresarnos a corto plazo. Pero ni él se esperaba que fuera tan corto.



Ya se sabía desde agosto de 2018 que el objetivo primordial era hacer una buena campaña para tener un buen promedio, pero gradualmente incrementó su vara a tal punto de terminar como campeón. Y lo logró sin un plantel abundante de apellidos pesados. Se conformó con muchachos desconocidos y hambrientos de gloria. Muchos procedentes de ligas amateurs y que trabajaban de otra cosa para subsistir. Este es el premio a todo el esfuerzo y sacrificio plasmado para estas personas que priorizaron la unión del grupo por sobre cualquier deseo egoísta. Quedaron en la historia de nuestro club.



Después se verá lo que será la próxima temporada. Ahora todos reúnanse con sus seres queridos a festejar ¡Que el Arse está de fiesta!


 

Síntesis
 

Sarmiento: Manuel Vicentini; Yamil Garnier, Wilfredo Olivera, Lucas Landa, Facundo Castet; Leonardo Villalba, Guillermo Farré, Franco Leys, Nicolás Castro, Nicolás Miracco, Nicolás Orsini.
 

Suplentes: Facundo Daffonchio, Ariel Kippes, Sergio Quiroga, Juan Gaviglia, Gabriel Sanabria, Matías Garrido, Sebastián Penco.
 

DT: Iván Delfino.
 

 

Arsenal: Maximiliano Gagliardo; Fernando Torrent, Fabio Pereyra, Rubén Zamponi, Emiliano Papa; Jesús Soraire, Emiliano Méndez, Gastón Álvarez Suárez; Lucas Necul; Ezequiel Cérica, Leandro Garate.

 

Suplentes: Mauricio Aquino, Leonardo Marchi, Alejo Antilef, Facundo Pons, Ramiro López, Mateo Carabajal, Sebastián Lomónaco.
 

DT: Sergio Rondina.
 

Goles: 18'PT Leandro Garate (Arsenal).
 

Amonestados: 24'PT Facundo Castet (Sarmiento), 27'PT Guillermo Farré (Sarmiento), 40'PT Emiliano Méndez (Arsenal), 19'ST Leandro Garate (Arsenal), 25'ST Jesús Soraire (Arsenal).
 

Expulsados: No hubo.
 

Cambios: 37'PT Sergio Quiroga por Leonardo Villalba (Sarmiento), 11'ST Alejo Antilef por Lucas Necul (Arsenal), 13'ST Matías Garrido por Guillermo Farré (Sarmiento), 20'ST Ramiro López por Leandro Garate (Arsenal), 27'ST Facundo Pons por Ezequiel Cérica (Arsenal), 33'ST Sebastián Penco por Facundo Castet (Sarmiento).
 

Árbitro: Néstor Pitana.
 

Estadio: Florencio Sola (Banfield).
 

Agustín Ignacio Lencinas

 
Uno por Uno
 

Maxi Gagliardo: Armani le dijeron y él decía que le quedaba grande que le digan así. Pero hoy no, los últimos 15 minutos fue la principal causa del campeonato. Ahora la gente pondrá apodos con su apellido.

 

Fabio Pereyra: Rompió todo en su sector. Firmeza, seguridad, solidez en el fondo. Jugó su mejor partido con la remera de Arsenal justo en el partido más importante.

 

Rubén Zamponi: Sostuvo la victoria con su cabeza, literalmente. El Tano fue el responsable de que Penco no la meta y quedará en la historia su locura de ir a trabar con la cara.

 

Fernando Torrent: Enorme corazón y sacrificio. El lado derecho fue todo suyo, Miracco quedó inútil ante su marca.

 

Emiliano Papa: Nada que envidiarle a los jóvenes. Tiene hilo para rato. Hoy volcó toda su experiencia en la cancha. Un premio para él este título.

 

Emiliano Méndez: Arengador y motivador. El dueño de la mitad del campo. Fue todo enjundia y valentía cuando las piernas no daban más.

 

Jesús Soraire: Lo amaron todos los hinchas. El que se vino de Lules, Tucumán, a probarse y levantó la copa con lágrimas en los ojos. Corrió todo el torneo y se infiltró desgarrado. El Tucu fue una máquina sin estar al 100%.

 

Gastón Álvarez Suárez: Consagrado totalmente como el mejor jugador de torneo. Fue el más consistente y regular del partido. Lujos por doquier en la final y nunca se cansó de pedir la pelota para jugar. Gran partido del cordobés.
 

Lucas Necul: Armador del juego del equipo. Siempre fue desequilibrio y preocupación para los defensas verdes. Parecía tener 200 finales en el lomo por como jugó. Su físico no le permitió seguir con las gambetas.
 

Ezequiel Cérica: Movilidad absoluta por todos los sectores. Ayudó a agilizar el juego y se unió al ritmo de la posesión de la pelota en los primeros 45' brillantes que tuvo el equipo.

 

Ĺeandro Garate: Pateó el penal de su vida. Resurgió futbolísticamente luego de un paso no del todo bien en Brown de Adrogué. Sabía que se la jugaron con él para reemplazar a Juanchon y no defraudó. El héroe de la tarde.

 

Alejo Antilef: Enganchó por todos lados con el juego en conjunto. Sólo le faltó agarrar una buena pelota para iniciar una contra porque después hizo casi todo bien cuando hubo que meter y correr.
 

Ramiro López: On Fire desde el banco para que sus compañeros no se caigan en el partido. Entró y le puso paños fríos a la circulación en el mediocampo de Sarmiento. Capitán dentro y fuera de la cancha.
 

Facundo Pons: Nunca bajó los brazos. Siempre se esforzó para estar entre los once o entre las alternativas. Tuvo su premio al entrar. Aplausos para el joven goleador del equipo en campeonato con 7 tantos.

 

Sergio Rondina: El padre de todo esto. El fundador de los cimientos. Cumplió al pie de la letra lo que dijo en la última conferencia de prensa en Primera. Armó un nuevo grupo, buscó gente con hambre de ganar y no nombres. La dejó chiquitita en la final. Le dio una paliza táctica en el primer tiempo a Sarmiento y en el segundo el equipo acudió a su sobrenombre para ganar.

 

David Pintos.

 
Video
 

 

 
 

¿Conectamos?

 

 

 

   

   

   
 

Copyright © 2013 Arsenal de Sarandi Web - Todos los derechos reservados