Buenos Aires,

 

 

01/04/2018

CHACARITA 2  ARSENAL 2

Crónica de un descenso anunciado
Y un día, el peor pero ya aceptado final llegó: Arsenal descendió esta tarde al Nacional B luego de 16 años en Primera División. Remontó dos goles y empató 2-2 con Chacarita en San Martín por la fecha 21 de la Superliga, pero el triunfo de Patronato ante Central lo condenó a jugar la próxima temporada en el ascenso. Tarde negra para todo Sarandí, momento de reflexión y la imperiosa necesidad de refundarse para volver a ponerse de pie.
 

Los goles de Patronato esta tarde ante Rosario Central fueron un puñal tras otro en el anestesiado mundo de Arsenal. No porque la posibilidad del descenso no estuviera aceptada hace rato, sino porque representaron la confirmación del final de una era, de una época de gloria que hoy parece tan lejana pero que sin dudas nunca se olvidará.


La salvación era casi una misión imposible. El Viaducto tenía que ganar casi todo lo que le queda por jugar y esperar que los entrerrianos perdieran casi todo lo que debían disputar dado que un triunfo ya destruía cualquier sueño de permanencia. Hoy, no sólo ellos hicieron los deberes al vencer al Canalla sino que el conjunto de Rondina otra vez no pudo cumplir los suyos.


Ante Chacarita en San Martín y como muchas otras veces, el Arse fue superior en un primer tiempo en el que tuvo las chances más claras. En los minutos iniciales, Rolón desperdició un mano a mano reventando el travesaño y un rato más tarde, otra situación en soledad ante el arquero Pedro Fernández, al igual que Wilchez.


Más resolutivo y práctico a la hora de la generación de juego, el equipo de Sarandí siempre dio la sensación de tener el gol al caer. Pero su historia está marcada en este torneo, y el que arrancó ganando fue el Funebrero que en el cierre del primer tiempo se puso en ventaja con un cabezazo de Re.


Encima, en el inicio del complemento volvió a golpear: Matos primereó a Curado y puso el 2-0 tan poco como mentiroso. Para colmo de males Santillo se encargó de salvar su valla en dos ocasiones y, unos minutos más tarde, Fernández le atajó un penal a Wilchez. Parecía que el Arse se iba otra vez con las manos vacías. Rondina mandó a la cancha a Alanis (jugó un rato y por lesión debió ser reemplazado) y Lomónaco, para que el Viaducto fuera por la heroica. Rápidamente descontó Corvalán con un golazo y el juvenil recién ingresado puso el empate.


Los últimos minutos fueron de un desconcierto y desorganización total en ambos equipos, que terminaron con defensores como delanteros y hasta laterales en los extremos invertidos. En ese tramo, dio la sensación de que el Arse podía llevarse los tres puntos pero Chaca tuvo sus chances con un desborde de Menéndez y otro remate tapado a Alderete. El pitazo final dejó la misma expectativa que tras los últimos encuentros: una mezcla de resignación y la incertidumbre de cuándo se produciría el descenso.


Y ese descenso llegó un par de horas más tarde. Arsenal se despide de una Primera División muy distinta a la que llegó hace 16 años. Víctima como muchos otros clubes del desembarco del formato de la Superliga, pero más aún de sus propios errores, comenzó su debacle con las flojísimas campañas que sucedieron a aquella del Torneo Transición 2014, que terminó de dirigir Palermo tras la renuncia de Alfaro.


A partir de allí, la nefasta campaña de 27 puntos sobre 90 posibles en el campeonato de 2015 que tuvo a Caruso Lombardi en el timón, dejó el barco con roturas por todos lados y con la obligación de repararlo para evitar el hundimiento. Hoy, a casi dos años, el gran Torneo Transición 2016 del Arsenal de Rondina parece haber sido sólo un espejismo porque, casi los mismos jugadores estuvieron 13 fechas sin ganar un partido en el campeonato 2016/2017 que tuvo el fugaz paso de Bernardi y la conducción de Humberto hacia una agónica salvación en una temporada en la que no se debió sufrir tanto.


Lo difícil, la misión imposible, estaba prevista para esta temporada y el milagro nunca llegó. Un triunfo en 8 fechas marcaron el final del ciclo del hermano de Julito, que debió haberse ido mucho antes. Volvió el "Huevo", sin ningún tipo de peso ni presión en sus espaldas, a tratar de cambiarle la cara a un equipo que se consumió a si mismo en buenas insinuaciones y nada más.


El entrenador ahora tendrá partidos para probar y delinear el proyecto para el que fue buscado: el de la reconstrucción. Ese que le permita al Viaducto pisar con firmeza en un Nacional B de flojo nivel general pero que sin dudas necesitara encararse con un club ordenado y prolijo en sus decisiones, que en este proceso de tres años se ha apoyado en un inédito gerenciamiento que terminó trayendo más dolores de cabeza que soluciones a una institución que necesita volver a reforzar el lazo con sus hinchas, acercar a los que alejó y volver a ser el emblema del barrio que alguna vez fue.


Por Martín Vassena - @MartinVassena

 

 
Uno por Uno
 

Pablo Santillo: Pese a los dos goles recibidos, en los que no tuvo mucho que hacer, redondeó un partido muy bueno. Una atajada enorme ante Rodríguez y una buena salvada ante un intento de gol olímpico fueron sus intervenciones del primer tiempo. Una buena reacción frente a Matos para que Chacarita no pase de ganar a golear en el complemento, y sobre el cierre, en el frenesí del golpe por golpe en el que estuvieron los dos, el golero tapó un disparo de Álvarez y le negó un mano a mano clave a Alderete. Muy importante su labor.

 

Emiliano Purita: Lo mucho que le cuesta defensivamente se contrasta con su aporte en ataque. Lo pasaron seguido en el mano a mano y muchas veces sus subidas dejaron espacios que Chacarita usó para lastimar, sobre todo en el complemento. Su contribución en ataque fue de menos a más: pasó de involucrarse incorrectamente en algunos ataques, sin terminar de ser una opción de pase viable para el compañero a ser una mucho mejor herramienta ofensiva en el complemento. Incluso le hicieron el penal y terminó el partido casi como un puntero cuando Arsenal se jugó a ganarlo aunque el cansancio le pasó factura en ciertas jugadas-. 

 

Marcos Curado: Un partido irregular que quizás queda manchado por el resultado de su duelo personal con Matos, sobre todo por perder su marca en el segundo gol. Bien en varios cortes y un par de cierres difíciles que evitaron ocasiones de gol en el primer tiempo, más una intercepción para evitar una contra peligrosa sobre el final en el segundo. En ese complemento, ya con un partido descontrolado, hubo acciones donde tanto él como la defensa entera quedaron en deuda. Fue amonestado.

 

Facundo Monteseirin: El mejor de la defensa hoy. Después de un primer tiempo correcto se destacó sobre sus compañeros de zaga en el segundo, anticipando mucho, y marcando con firmeza sobre todo cuando el partido se volvió un golpe por golpe desordenado. Salvó un gol cantado en el final con un gran cierre.

 

Claudio Corvalán: Aplicó rigor en el duelo personal contra Menéndez, pero fue superado cuando Chacarita recargó de gente su costado en el segundo tiempo y por allí llegó el segundo tanto. Le costó en ese complemento por el frenesí desordenado del duelo. En cuanto al aporte ofensivo, sus subidas fueron controladas en el primer tiempo, pero con el marcador en contra y la obligación de sumar se soltó más en el segundo, logrando una contribución valiosa sobre la que destaca su gran gol para descontar.

 

Gonzalo González: Comenzó el partido con una gran asistencia para Rolón, pero su labor en el medio no fue satisfactoria, como a lo largo de todo el torneo. Con la pelota en los pies no termina de generar confianza, tanto así que Wílchez o Drocco bajan demasiado cerca de su posición para darle mejor destino a la misma. Hoy también flaqueó en el quite, ya que en el segundo tiempo no hizo pie en la recuperación frente a los intentos de ataque de Chacarita, tanto al inicio como luego cuando el partido se rompió. Fue amonestado.

 

Leonardo Rolón: Es el mejor volante llegador del plantel y con eso le aportó a la ofensiva en el primer tiempo. Distrajo con su movilidad. En sus pies estuvieron dos muy claras en el primer tiempo, pero el arquero en una y su propia mala resolución en la otra lo privaron del gol. Se diluyó su aporte en la segunda mitad y fue reemplazado.

 

David Drocco: Empezó firme y desde sus pies Arsenal se sintió dueño del medio durante los primeros minutos, no obstante cuando se retrajo demasiado para hacer la función de falso número 5 se equivocó más seguido, más que nada a la hora de los envíos largos. En el segundo tiempo su labor estuvo un poco empañada por la facilidad con la que salteaban el medio los dos equipos, ahí no pudo afirmarse para ayudar a González en la recuperación.

 

Alejo Antilef: Mejor en la lucha que a la hora de tomar la pelota. Para esa función le faltó tener la cabeza levantada, sobre todo durante el primer tiempo. Con el equipo 0-2 abajo empezó a tocar más el balón e involucrarse más en la faceta creativa, pero fue reemplazado por Alanís.

 

Lucas Wílchez: Primer tiempo con luces y sombras, involucrado en el armado y en las oportunidades que el equipo generó incluso desperdició una-, pero se fue diluyendo cuando bajó demasiado para agarrar la pelota. Su segundo tiempo fue desafortunado: generó la chance de Chaves, asistió a Corvalán en el descuento y provocó un penal habilitando muy bien a Purita, pero él mismo lo desperdició y privó a Arsenal de un posible triunfo. Pese a todo el esfuerzo creativo y de despliegue que hizo, hoy no se irá contento.

 

Diego Chaves: Empezó algo desconectado, pero cuando se integró al juego sus intervenciones tuvieron mucho criterio. Su ocasión más clara dentro en lo que fue una actuación más altruista suya fue un a mano que le ganó el arquero Fernández. Intervino de buena manera en el gol del empate y fue una preocupación en los duelos aéreos, pero en los minutos finales quizá por el desgaste- careció de presencia dentro del área.

 

Sebastián Lomónaco: De los mejores aportes que ha tenido su incipiente carrera. Se instaló sobre la izquierda para aprovechar la espalda de Petryk, y pese a que no siempre tomó buenas decisiones hizo preocupar a la defensa rival. Marcó un gran gol, con un movimiento y definición espectaculares.

 

Gabriel Alanís: Llegó con lo justo a este encuentro y su bíceps femoral lo dejó en banda, teniendo que volver a salir luego de haber estado menos de veinte minutos en cancha. Al menos pudo armar la jugada del segundo gol.  

 

Federico Milo: Entró por una contingencia y, si bien sus condiciones podrían haber desnivelado el juego en favor de Arsenal, no entró nada bien al partido. Incluso fue amonestado por una falta innecesaria.

 

Sergio Rondina (DT): No valdrá la pena comentar sobre lo hecho por el equipo hoy, sino centrarse en lo que acaba de ocurrir: lamentablemente y pese a su esfuerzo por remontar una situación casi insalvable, Arsenal ha descendido. Le toca estar al mando en el peor momento del club en años, y pese a decisiones cuestionables, él y su cuerpo técnico pueden decir que, pese al descenso casi inevitable desde el momento  crítico en que asumieron, alcanzaron a llegarle a un plantel desbarrancado y con pocas herramientas desde lo futbolístico para que, pese a todo, la temprana despedida de Primera División haya sido con más actuaciones aceptables que olvidables. No reconforta esto, no anima, pero hay que decirlo. Será momento ahora de aprovechar estas fechas para ir teniendo certezas de cara al futuro e ir armando una cierta base con el objetivo claro de retornar a Primera lo antes posible.

 

Por Juan Sáber - @juancesaber

 
Video
 

 

 
Reserva | Empate caliente en San Martín
Por la fecha 21 del Torneo de Reserva, el equipo de "Cafú" Espínola igualó 1-1 ante su par de Chacarita. El gol del Viaducto lo anotó Coman -de penal- a los 30 del segundo tiempo.
 
 

El encuentro se disputó en la cancha auxiliar del Polideportivo de Chacarita, y fue el Arse quien avisó en los primeros instantes. Primero con un disparo de Necul, y luego con otro de Ibaceta. Sin embargo, ambos se fueron desviados. Mientras que el local no pudo ingresar por ningún lado.
Pero en el complemento, la historia se iba a tornar en favor del Tricolor. Al minuto, lo tuvo Lezcano, pero se topó con Rivero en dos oportunidades. Pero a los 15, tras una floja cobertura de los centrales, el mismo Lezcano ganó las espaldas y definió por abajo ante la salida del arquero del Viaducto, que esta vez nada pudo hacer. A partir del gol, Chacarita tomó el control del juego. Al Arse le costó llegar, pero en un asomo, una mano dentro del área rival obligó a Viola, árbitro del partido, a sancionar penal. Alexis Coman se hizo cargo de la ejecución y no falló. Arriba al medio. 1-1 se ponía el partido. Y el local era el que seguía con el control. Para colmo, a falta de dos minutos para el final, una buena escapada por la banda izquierda provocó que Carabajal toque la pelota con la mano y sea penal para el Tricolor. Medina agarró la pelota y, afortunadamente, la mandó por arriba del travesaño.
Sobre el final, fueron expulsados Soler -Chacarita- y Sosa -Arsenal- por juego brusco y ambos quedaron con diez hombres en cancha, aunque ya no había mas tiempo para seguir jugando. Fue empate en 1.

Por Ignacio Méndez - @NachoMendezOk

SÍNTESIS:

Chacarita: 1 Montero; 2 Mancinelli, 3 Arias 4 Montoya 5 Barrios 6 Andrada 7 Inveraldi 8 Vidal 9 Lezcano Martínez 10 Medina 11 Destéfano.
Suplentes: 12 Lichtenauer 13 Rojas 14 Almeida 15 Henríquez 16 Soler 17 Romano 18 Segovia.
DT: Luis Marabotto.

Arsenal: Rivero; Abreliano, Sosa, Márquez, Ibaceta; Balbuena, Carabajal, Necul; Coman; Martínez y Palermo.
Suplentes: Soppeno, Pérez, Muscia, Kruspzky, Urtasun, Salazar y Coronel.
DT: Darío Espínola.

Goles: 15' ST Lezcano Martínez (C); 30' ST Coman (A).
Cambios: 0' ST Segovia por Vidal (C); 24' ST Salazar por Palermo (A); 38' ST Soler por Inveraldi (C); 48' ST Romano por Medina (C) y Pérez por Coman (A).
Amonestados: 25' PT Destéfano (C); 28' PT Inveraldi (C); 9' ST Montoya (C); 27' ST Martínez (A).
Expulsados: 48' ST Soler (C) y Sosa (A).
Árbitro: Felipe Viola.
Cancha: Auxiliar Polideportivo Chacarita Juniors.

 

¿Conectamos?

 

 

 

Copyright © 2013 Arsenal de Sarandi Web - Todos los derechos reservados