Buenos Aires,

 

 

06/07/2017

Sport Recife 2  Arsenal 0

Duele, pero no tanto
Arsenal cayó por 2 a 0 en su visita a Sport Recife con una alineación que se armó como pudo. Los goles de la victoria local los marcó André en el segundo tiempo. Al Viaducto le anularon mal un gol. El partido correspondió a la Segunda Fase de la Copa Sudamericana y la vuelta es el 27 de julio en Sarandí.
 

-Por Matías Hermann-

 

Nada está perdido, esa es la frase que ronda por la cabeza de Humberto y sus dirigidos. Es cierto que el 2-0 en contra parece mucho pero por lo visto en el campo de juego es exagerado.

 

Arsenal salió a jugar al Ilha de Retiro con una clara desventaja desde que terminó el torneo ante Tigre la semana pasada. No es ninguna novedad lo que contamos pero se fueron muchos jugadores, renovaron algunos y llegaron refuerzos (Papa recién llegado de vacaciones y otros​ sin ritmo de competencia). El once ante el León del Norte se terminó de diagramar horas antes en el lobby del hotel. Hasta momentos antes de subirse al avión algunos firmaron su continuidad o su primer contrato con el celeste y rojo. Además hubo que llevar al norte de Brasil a juveniles que nunca habían concentrado. En fin, desprolijidades del calendario que tendrán que sanarse en un futuro no muy lejano porque así vas a ir siempre en desventaja.

 

Se salió a jugar como pudo, sin un delantero, a rescatar algo o a no ser goleado. Algo que salió a la perfección en la primera etapa. El local, que no visitó con peligro a Santillo, no pasó por arriba a los de Humberto y les costó generar aproximaciones. Todo esto porque Arsenal armó una brigada de contención en el medio y en el fondo. Mientras que Wílchez y Brunetta eran los encargados del "alguna contra pueden meter". Así se iba el primer tiempo con un Viaducto paciente, un Sport Recife que no podía lastimar y que tampoco sabía. Por otra parte, los de Humberto se cargaron de amarillas.
 

El complemento mostró al Viaducto animándose. Se empezaron a juntar Wílchez, Brunetta, Milo y compañía demostrando que se podía hacer pie en Recife y hasta traer un buen resultado. En el mejor momento de los de Sarandí llegó el gol del local. Un envío aéreo cayó al área de Santillo, André la bajó con la mano, tocó afuera para un compañero y éste la envió al medio para que el mismo  André sólo la tuviera que empujar.
 

A partir de ahí nació otro partido. La entrada de Fragapane le dio más aire al equipo en los últimos metros y el ex Boca casi lo empata un minuto después de la anotación de André. Los de Humberto no claudicaron en su búsqueda y tuvieron la igualdad tras un centro de Milo y un cabezazo de Monteseirin.
 

Sin embargo, al igual que el primer gol, en el mejor momento para los de Sarandí llegó el segundo. Linda jugada de Mena por izquierda concluyó en un centro para que André -sin marca- decrete el 0-2 en Ilha do Retiro.
 

Lo que quedó después fue seguir viendo a un Viaducto ir al área rival buscando el descuento. No obstante, la seguridad de Magrão y la mano rápida del línea para levantar la bandera informando que la pelota ejecutada por Brunetta había salido, impidiendo así gol de Monteseirin, no nos permitió traer de Brasil una desventaja mínima.

 

Arsenal regresa del país vecino con la bronca por el resultado pero sabiendo que lo hecho en la cancha no se vio plasmado en el marcador. La revancha será en 20 días, tiempo suficiente para poder trabajar y dar vuelta la historia.


 

SÍNTESIS:
 

SPORT RECIFE: Magrão; Samuel Xavier, Henríquez, Durval, Sander; Rithely, Patrick, Everton Felipe, Diego Souza, Rogério; y André. DT - Júnior Lopes.

Suplentes: Agenor, Alves, Mena, Fabrício, Prata, Thallyson y Rodrigo.


 

ARSENAL: Santillo; Monteseirín, Curado, Corvalán; Velázquez, Rolón, Ferreyra, Milo, Papa; Wilchez, Brunetta. DT - Humberto Grondona.

Suplentes: Rivero, Giménez, Imbert, Zaldívar, Fragapane, Lomónaco y Contreras.
 

GOLES: 9' y 27' ST André (SR).
 

CAMBIOS: 21' PT Rodrigo por Patrick (SR); 7' ST Fragapane por Rolón (ARS); 17' ST Contreras por Velázquez (ARS); 21' ST Imbert por Papa (ARS); 24' ST Mena por Rogério (SR); 36' ST Thallyson por André (SR).

 

AMONESTADOS: 10' PT Velázquez (ARS); 35' PT Corvalán (ARS); 36' PT Milo (ARS); 46' PT Curado (ARS); 45' ST Ferreyra (ARS) y Mena (SR).

 

ÁRBITRO: Gery Vargas (Bolivia).
 

CANCHA: Estadio Ilha Do Retiro.

 
Uno por Uno
 

Pablo Santillo: Dio seguridad desde los primeros minutos, los más tensos siempre en este tipo de llaves, y luego se lució con dos muy buenas tapadas en los avances más serios de Sport Recife durante el primer tiempo. En el complemento no tuvo intervenciones serias, pero siguió firme exceptuando un error en la salida sobre el final, sin consecuencias. No tuvo nada que hacer en los goles.


 

Facundo Monteseirín: En el primer tiempo cumplió una labor sólida, exceptuando un despeje al medio. En general, rechazó bastantes pelotas, estuvo bien de arriba y no tuvo complicaciones en los mano a mano –incluso hasta marcándole el terreno a los rivales-. En el segundo tiempo, luego que el equipo recibiera un tanto infortunado, el ex Lanús sufrió un poco más. Humberto dispuso cambios más ofensivos, su sector quedó descubierto y nadie lo ayudó debidamente, lo que provocó varios avances del rival por ahí, inclusive el del segundo gol. En fase ofensiva ganó un par de veces en el área rival, incluso marcando el gol del descuento que fue anulado polémicamente por el línea.


 

Marcos Curado: Tuvo un buen primer tiempo, rechazando varios envíos que cayeron sobre el área y saliendo a los costados con suficiencia ante los rivales. Como toda la defensa, luego de sufrir ese 0-1 producto de un infortunio, se vio un poco más expuesto por la intención del equipo de intentar igualar. Fue amonestado.


 

Claudio Corvalán: En función de central se dedicó con mucho esfuerzo a cerrar, despejar e intentar tapar todo lo que pasara por su sector. Salvo alguna escapada del difícil Everton Felipe, lo logró hacer de muy buena manera. En la segunda parte, luego del 0-1, quedó un poco más expuesto por la intención que tuvo Arsenal de empatarlo, pero a pesar de eso respondió de buena manera, sobre todo en los cierres. Fue amonestado.  


 

Leonardo Rolón: Le tocó la función de carrilero derecho, colaborando en el retroceso de forma correcta y, esporádicamente, mandándose en alguna aventura ofensiva poco acompañada por el conjunto. No estaba haciendo mal partido, pero fue el sacrificado por el DT para poner a un hombre con características más ofensivas.


 

Sergio Velázquez: Se extralimitó un poco, por lo que vio la amarilla desde temprano. Siguió metiendo, sin embargo, y fue importante a la hora de ayudar a los defensores a sostener la resistencia en la primera mitad. Ofensivamente, más allá de algún buen centro, aportó menos de lo que suele, condicionado también por la labor más destructiva que se le asignó. Humberto lo quitó por precaución debido a que estaba amonestado. De no estarlo, quizás su aporte hubiera venido bien en la búsqueda del equipo.


 

Germán Ferreyra: Ocupó el puesto de volante tapón, pero se cerró como un central más cuando Arsenal defendió cerca de su área e intentó ser una especie de volante central para meter y recuperar cuando fuera necesario. A veces, por intentar “estar en todos lados” dejó algunos espacios al rival por el medio. Se notó un poco su falta de ritmo de partido en la colocación y con el balón en los pies. Lo amonestaron.


 

Emiliano Papa: En la primera parte, con Arsenal en plan de repliegue, se lo vio tratando de ayudar a tapar la banda izquierda, algo que pudo hacer de buena forma. Cuando Arsenal tuvo más la pelota, se paró cerca de Ferreyra para intentar distribuir, algo que no es su función ideal. Se le notó una lógica falta de estado físico –no juega hace un buen tiempo-. Salió reemplazado.


 

Federico Milo: De los volantes, fue quien más intentó trepar por su costado para generar riesgo. Le costó un poco más a la hora de marcar, pero fue bien asistido. En la segunda parte se repartió entre los puestos de volante y lateral, ya con el equipo en desventaja y buscando al menos un gol. Buscó influir por la banda pero el cansancio fue haciendo mermar sus intervenciones en el juego. Fue amonestado.


 

Lucas Wilchez: Un partido poco preciso del ex Tigre. En el primer tiempo se vio desfavorecido por el planteo y el campo de juego, aunque intentó asociarse con Brunetta y Milo -sin mucho éxito- las pocas veces en las que el Viaducto dispuso de la posesión. Su segunda parte no fue la mejor, ya que le faltó precisión a la hora de ejecutar y perdió un par de pelotas que dejaron mal parado al equipo cuando éste fue en busca de un gol.


 

Juan Brunetta: En la primera mitad fue quien, casi siempre, culminó más adelantado. Dentro de la incomodidad de jugar mucho de espaldas al arco, intentó encarar cada vez que recibió en condiciones, pero se le hizo difícil hacer la diferencia y encontrar un socio. En la segunda parte, cuando Arsenal se plantó más en campo rival y lo movieron más atrás, le faltó algo de precisión en sus ejecuciones. Complicó al rival con la pelota parada y tuvo una buena chance en la que le bloquearon su remate con lo justo.


 

Franco Fragapane: Entró para darle preocupaciones defensivas al rival, algo que hizo en sus primeras intervenciones. Encaró y generó zozobras a la última línea e incluso tuvo la más clara del partido, con un zurdazo que Magrao le detuvo de gran manera. Sin embargo, con el correr de los minutos cayó en una dinámica de no resolver favorablemente las jugadas que inició, por lo que no pudo terminar de darle al equipo el vuelo ofensivo que puede.


 

Rodrigo Contreras: Se lo introdujo para tener un poco de presencia ofensiva, pero el ‘9’ poco pudo pesar. Se la hicieron llegar en contadas ocasiones y se lo vio algo aislado del juego. En el final casi conecta un buen tiro libre de Brunetta, pero Magrao se le anticipó con lo justo.


 

Juan Imbert: Se ubicó entre la izquierda y el mediocampo, pidió la pelota y se sacrificó cuando fue necesario. Pese a eso, no terminó de mezclarse bien con Brunetta y Wilchez, por lo que sus intentos quedaron casi siempre sin una buena finalización por parte del colectivo.


 

Humberto Grondona (DT): En la vorágine del rearme del plantel, este compromiso puso a prueba nuevamente al entrenador, quien optó por aguantar el partido cerrando espacios y ubicando a sus volantes creativos como hombres más adelantados, para intentar enhebrar algún avance. En la segunda parte, cuando el equipo se animó más, recibió un gol por un infortunio y el DT decidió desequilibrar un poco la estructura en pos de una igualdad que no pudo conseguirse y que lamentablemente lo tuvo encajando un nuevo gol a quince minutos del final. Más allá de eso, hubo chances para marcar y el elenco terminó realizando un digno papel teniendo en cuenta su estatus de equipo en plena construcción.


 

Por Juan Sáber - @juancesaber

 
Video Goles
 

 

 
 

¿Conectamos?

 

 

 

Copyright © 2013 Arsenal de Sarandi Web - Todos los derechos reservados